Deco & Tendencias /. 

Baño rústico, baño nostálgico

En la decoración actual impera una tendencia por encima de las demás: el estilo rústico, que aboga por ambientes nostálgicos a través de detalles y elementos particulares, y los baños no escapan a esta moda atemporal.

Por| Raquel Redondo 
|

La clave para conseguir un baño rústico espectacular se encuentra en la acertada combinación de colores, materiales y texturas, es decir, en lograr acertar en que los mubles de baño rústicos, sean o parezcan rústicos verdaderamente. Mientras que los tonos más indicados son los grises, los amarillentos y los tierra, los básicos en materiales son la madera vieja, el latón, la cerámica y el hierro, sin olvidar la piedra.

Son estancias con tendencia a cierta penumbra debido a la tonalidad ambiental, pero ello no hace sino potenciar la sensación de intimidad, de recogimiento. Por otro lado, también están aquellos baños rústicos luminosos, con cierto toque bohemio, de paredes encaladas y maderas pintadas de blanco.

En cualquiera de los casos, existen 10 imprescindibles que hay que cumplir para presumir de un baño rústico.

Los accesorios, imprescindibles

Los detalles juegan un papel primordial para conseguir que un baño respire de verdad inspiración rústica. Unas bombillas desnudas colgando del techo, unos pomos y unos colgadores en hierro forjado o unas cestas de mimbre facilitan en gran medida el que uno se vea en una época anterior. Otros objetos también muy aconsejables son las vasijas de cerámica y los complementos realizados en latón.

El reino de la madera
En el estilo decorativo rústico el material por antonomasia es la madera de aspecto envejecido, que no da la apariencia de estar tratada. De este modo se ven sus vetas y las diferentes tonalidades de su superficie. Su presencia en el baño es múltiple, pues puede recubrir paredes y suelo, además de ser el componente de estanterías, contraventanas e, incluso, de la pica. Y ello sin olvidar las vigas vistas en el techo.

Benditos contrastes
Las aplicaciones de hierro forjado sobre la madera de las contraventanas, el color blanco de una bañera con patas sobre el tono natural de la madera del suelo, las estanterías de madera sobre unos soportes en hierro forjado… Los contrastes son un must en el estilo decorativo rústico.

La bañera, pieza central
En la estética de lo rústico una pieza privilegiada es la bañera con patas o bien la de latón, que dota de un toque añejo, y por ello rústico, el ambiente de cualquier cuarto de baño. Esta pieza suele colocarse, si el espacio lo permite, a cierta distancia de la pared.

Iluminación puntual
Un farol a cada lado del espejo cumple una doble función, esto es, decorar y aportar luz al cuarto de baño. Con estos elementos la estancia adquiere un aire retro que queda a la perfección con el resto de elementos de la estancia y, además, está suficientemente iluminada.

Lavamanos variados 
Para conseguir un efecto rústico, los lavamanos pueden encontrarse en diferentes materiales. Desde la piedra hasta la madera, pasando por un cubo de latón, que aporta un extraordinario toque a nuestro baño. Y es que este elemento constituye una pieza fundamental en la estancia más íntima de la casa.

Enmarcar los espejos 
Además de su función como ampliadores de espacio, los espejos también pueden ser nuestros aliados en la ambientación rústica del baño. Un simple marco de madera envejecida o de latón, por poner dos ejemplos, hace de cualquier espejo un objeto de otros tiempos. Si a ello le sumamos una superficie un tanto picada, el efecto ya será excepcional. Sugerimos, asimismo, dejar un espejo apoyado en la pared, sobre el suelo.

Soluciones de almacenaje 
Las propuestas para tener ordenados los enseres de baño y los personales, pasan por cajas de madera, latón, hierro o cestos de mimbre. En cuanto a los objetos más grandes, pueden colocarse en estanterías realizadas a base de baldas de madera sobre soportes de hierro forjado, o en los peldaños de madera de una escalera que tenga muchos años.

Original armonía
Una tendencia muy de moda consiste en combinar elementos rústicos y minimalistas actuales en el cuarto de baño. Con ello se consigue potenciar ambos, por lo que el resultado final es un ambiente confortable y con un aire antiguo. Supone disfrutar de las pinceladas del entorno rural en casa.

La naturaleza en casa 
Y acabamos este paseo por el universo de lo rústico, hablando de elementos tomados de la naturaleza. Las plantas y las piedras, de diversos tamaños y también como superficie sobre la pared o el suelo, ofrecen una sensación de amplitud por evocar las sensaciones que transmite el aire libre.

FUENTE: Revista Interiores

Guardar