Gourmet /. 

El mundo de Tealosophy

El mercado del té irrumpió hace más de 10 años en el país y desde entonces fue transformando los paladares argentinos y adaptándolos a la distintas tendencias internacionales de aromas y sabores.

Inés Berton vivió por muchos años en Nueva York y fue allí donde entendió y aprendió sobre la cultura milenaria del té. Gracias a viajar por todo el mundo desarrolló una mirada global y cosmopolita acerca de blends, sabores, aromas, que le permite realizar mezclas originales.

Una publicación compartida por natural.lu (@natural.lu) el

Entre sus creaciones más originales se encuentra Sofi, en honor a su hermana, o Frida’s Almond Tea: “Una cosecha de té negro de Sri Lanka mezclada con almendras y cacao de México”, que fue diseñado por su admiración por la pintora Frida Kahlo.

Inés explica que en su marca, Tealosophy, los blends tienen mezclas y sabores muy distintos. Se encuentran tés de piña y maracuyá, como también manzanas, fresas y jazmines. Le gusta recrear los perfumes de mercadillos de especias en la India con canela, cardamomo, jengibre, pimienta. También existen tés con una base de un Chai, con agregado de peras de otoño y capullos de rosas de Turquía increíbles.

Una publicación compartida por Marina Bagatini (@mar_bagt) el