Novedades /. 

Diez momentos de locura de Dalí

La vida del máximo exponente del surrealismo estuvo plagada de anécdotas excéntricas y situaciones divertidas. Repasamos tan solo 10 de ellas.

1. Loco un poco. Salvador Dalí fue entrevistado en su casa de Portlligat por el periodista Jacobo Zabludovsky en 1971. Ante la pregunta: ¿usted está loco?, la respuesta del genio fue nada más y nada menos que: “La única diferencia entre un loco y yo, es que yo no estoy loco”.

2. Fobia saltarina. Tuvo una vida llena de miedos irracionales. De niño, le tenía fobia a los saltamontes, por lo que sus compañeros, adrede, le metían esos insectos en sus bolsillos. Para desviar la atención, pronto empezó a mentir diciendo que le tenía miedo a los aviones de papel.

3. Ni perros ni gatos. El pintor catalán siempre estuvo acompañado por mascotas, aunque no de las más tradicionales. Cisnes, ocelotes y hasta un oso hormiguero compartían sus días con el artista.

4. Copyright catalán. Salvador Dalí diseñó la actual imagen de Chupa-chups, también fue la imagen oficial por un tiempo de chocolates Lanvin y del Alka-seltzer en España.

5. Manhattan hecha trizas.En una ocasión, Dalí arrojó una tina de baño hacia una vitrina de un importante almacén de Manhattan porque habían movido de lugar parte de su montaje.

6.Una dupla exitosa. El pintor colaboró en el cortometraje “Destino”, producido por Walt Disney Pictures.

7. Dalí en el país de Alicia. Salvador Dalí realizó en 1969 doce heliograbados para el libro Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll. ¿El resultado? Una versión mágica.

8. Íntimo.Solo dos personas podían ver a Dalí pintar, Gala y su amigo Antoni Pitxot.

9… y polémico. Luego de una visita a México, el artista concluyó: “De ninguna manera volveré a México, no soporto ver un país más surrealista que mis pinturas.”

 

10. Afecto para pocos. La única visita que realmente lo emocionaba era la del rey de España; ante todas las demás mostraba un claro disgusto.

Guardar

Guardar