Viajes y turismo /. 

El paraíso de los sentidos

El Bazar de las Especias, también llamado Bazar Egipcio (Mısır Çarşısı), es uno de los mercados más antiguos de Estambul y uno de los mejores lugares de la ciudad para hacer compras. Se encuentra en Eminönü, a escasos pasos del Puente de Gálata.

El edificio está construido en forma de L y cuenta con 6 puertas de entrada que reciben a los visitantes ávidos de recorrer las 90 tiendas que lo componen. Es un mercado muy colorido y los vendedores decoran sus puestos de tal forma que visitarlo se transforme en un placer para los sentidos.

Una publicación compartida por Ana Carvajal (@anacar3) el

Los inicios del Bazar de las Especias se remontan a 1663. Se construyó al mismo tiempo que la Nueva Mezquita y adyacente a ésta con el objetivo de mantenerla económicamente. El nombre de Bazar Egipcio proviene de cuando Estambul marcaba el final de la ruta de la seda y era el centro de distribución de toda Europa, de hecho, desde el siglo XIII ya comerciaba especias con Venecia.

El Bazar está dedicado a la venta de dulces, frutos secos, tés, quesos, especias y productos típicos de Estambul. Todo es tentador y apetecible, lleno de color y aromas que seducen. Al comprar especias, los amables vendedores dan recomendaciones en cualquier idioma de cómo preparar un plato utilizándolas.

Una publicación compartida por Q (@a51m) el

La zona que rodea el Bazar de la Especias es muy animada tanto de día como de noche, y en ella se respira el ambiente más oriental de Estambul. Abundan los vendedores ambulantes de comidas y bebidas como rosquillas, kebabs, buñuelos y helados; restaurantes y bares en los que degustar un plato típico; además del mercado de aves y flores que se encuentra en el exterior, hacen que se pueda pasar un rato muy entretenido.

Guardar

Guardar