Viajes y turismo /. 

Oasis futurista

Símbolo de lujo y finanzas , Dubai es la joya del golfo Arábigo y una de las ciudades más sorprendentes del Medio Oriente. Un verdadero paraíso de shoppings y rascacielos ultramodernos junto a la impactante geografía del desierto.

Emplazado en la costa del golfo Pérsico, Dubái forma parte de los siete emiratos que integran los Emiratos Árabes Unidos y es el mayor puerto comercial de la región, con dos millones y medio de habitantes reunidos en un territorio de 4.114 kilómetros cuadrados.

Con una ambiciosa planificación a largo plazo y grandes inversiones monetarias, la metrópoli ha dedicado las últimas décadas a posicionarse como uno de los principales destinos turísticos del mundo, representando una escala obligada entre América o Europa y Asia.

Una publicación compartida por Dubai (@dubai) el

Actualmente, el aeropuerto es utilizado por más de 130 compañías aéreas y se prevé que para el año 2020 llegarán provenientes de diferentes puntos del planeta 120 millones de pasajeros anuales.

Si bien es cierto que el atractivo turístico se centra principalmente en el circuito de compras, la arquitectura, tanto antigua como moderna, representa también un factor importante a la hora de convocar visitantes.

>Lee también: Las increíbles oficinas de WeWork en Shanghai.

Este, es el destino de los récords. Posee el shopping más grande del mundo, el Dubai Mall, el primer hotel siete estrellas del planeta, El Burj Al Arab, la fuente más grande a nivel mundial, La Dubai Fountain y el puerto de mayores dimensiones hecho por el hombre, el Jebel Ali.

Una publicación compartida por Dubai (@dubai) el

Entre otras tantas excentricidades ofrece también un imponente parque acuático, el Wild Wadi Water Park, la pista artificial de patinaje sobre hielo más grande del mundo, Ski Dubai y un sorprendente proyecto de 300 islas organizadas en forma de mapamundi, Las Islas The World.

La ciudad, dispone los mejores colegios y universidades de la región -Harvard tiene una filial- y se está construyendo una sede del Museo del Louvre. Presenta, asimismo, una variada propuesta gastronómica que combina comida árabe y occidental, desde patas de cordero y kebabs, hasta sushi japonés o tapas españolas.

Una publicación compartida por Dubai (@dubai) el

Cada día más solicitado por viajeros de todo el mundo, Dubai es un destino turístico de lujo. Un verdadero oasis ultramoderno emplazado en medio del desierto, cuya transformación constante parece no tener límites.

Una publicación compartida por Dubai (@dubai) el