Viajes y turismo /. 

Singapur, una experiencia ilimitada

Situado entre Malasia e Indonesia, Singapur es un atajo entre las distintas culturas de Asia, que combina diversión, sabores exóticos y compras.

Se convirtió en una de las naciones más desarrolladas del mundo y en una de las capitales turísticas del sudeste asiático. Se destaca el uso y aprovechamiento de las nuevas tecnologías, la organización de una sociedad tolerante y multicultural, la conciencia ecológica de sus ciudadanos, la concepción del transporte y la idea de progreso y búsqueda de bienestar que anima a las autoridades.

En Singapur viven tres grandes comunidades: los más numerosos son los chinos, luego los malayos y los indios. Queda una pequeña minoría de descendientes de colonos británicos y por supuesto siguen llegado muchos extranjeros, sobre todo para trabajar en bancos y en el sector financiero.

>Lee también: Instagram 10 cuentas que no te podés perder

El barrio chino es la vidriera de la principal comunidad, tan numerosa que muchos ven a Singapur como un desprendimiento de China en la punta de Malasia. El emblema más llamativo de la presencia china es el reluciente Templo de la Reliquia del Diente de Buda, en el corazón del Chinatown. Es una construcción imposible de pasar por alto. Es a la vez un lugar de culto, visitado por su reliquia, y un museo de arte con piezas históricas del budismo.

Algunos pasos más, todavía en el Barrio Chino, se llega a otro mundo, otra cultura y otros dioses. Se dice que hay más de mil lugares de culto en toda la ciudad y que todas las religiones están representadas. Se trata del Templo Sri Mariamman, una inclusión hindú al borde del mercado chino. Es el lugar de culto indio local más antiguo. Sus paredes y techos están cubiertos por estatuas de divinidades que tienen apariencia tanto humana como animal.

Su maravillosa gestión y núcleo de negocios, junto con su isla artificial, Sentosa, y actividades de ocio, la han proclamado como uno de los mejores lugares donde habitar.
En Singapur, el pasado es más pasado que en otros lugares, sin embargo es un adelanto de lo que viene, donde hoy ya es mañana.


>Imperdibles
La ‘Singapore Flyer’, la noria más alta del mundo, visible prácticamente desde cualquier lugar, la cual cuenta con una altura de 165 metros.

El majestuoso Teatro Ópera Esplanade, una joya arquitectónica con espacio para unos 4000 asistentes.

Algunos sectores del Marina Bay Sands son de acceso libre. Siempre que se pueda, hay que tratar de conocer su infinity pool, una pileta con vistas al vacío a más de 200 metros de altura,

La isla Sentosa en la que encontrarás playas, visitas culturales y diversas atracciones.