Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Casa Aspvik. Un refugio sorprendente expuesto a la naturaleza virgen de su entorno

Por| Andreas Martin-Löf Arkitekter
Casa Aspvik está situada en una empinada ladera con vistas al archipiélago de Estocolmo. Es el nuevo refugio en el campo para el arquitecto Andreas Martin-Löf.

PARTE DEL PAISAJE

Situada en ASPVIK, sobre Torsbyfjärden, esta propiedad ha estado en la familia desde principios de 1950. La edificación, originalmente de estilo chin, fue construida en 1917 y en 1960  se añadió una sola planta como extensión.

Las instancias iniciales de diseño giraron en torno a la búsqueda de una solución que encajara en el empinado paisaje, y que incluyera  las diferentes funciones necesarias para un retiro, durante todo el año, en el clima escandinavo.

El acceso restringido al sitio fue una importante limitación, y la construcción de una empinada carretera, acercándose a la casa desde abajo, fue una necesidad temprana.

A su vez, el difícil acceso significó que cada componente fuese lo suficientemente pequeño para ser llevado en la mano.

Los elementos constructivos, incluyendo las ventanas y puertas hechas a mano, el marco de acero y los revestimientos de madera contrachapada fueron preparados en talleres cercanos y ensamblados en el lugar.

La única excepción fue el hormigón de los muros de contención y del zócalo que fue bombeado desde una carretera cercana.

Vista desde la parte superior de la colina, la nueva vivienda aparece como una pequeña dependencia insertada entre dos pinos. Sin embargo, la pendiente del sitio permite una casa de dos plantas sin que domine a la naturaleza circundante o las vistas panorámicas. 

Mirá también
Casa LP. Un proyecto moderno para contemplar las mejores vistas al bosque

CASA ASPVIK: UNA VIVIENDA SIMPLE Y MINIMALISTA

La propuesta se basa en una construcción de madera y acero ligero, que descansa sobre un zócalo de hormigón con muros exteriores con un ángulo de 5 grados, con reminiscencias de las fundaciones de las pagodas tradicionales y una sutil referencia a la torre de vigilancia.

La fachada de vidrio y madera contrachapada pintada de negro se une directamente a la estructura. Los muros de contención de hormigón en ángulo cortan a través del nivel más bajo.

Permitiendo así una piscina con borde infinito hacia el poniente y hacia una terraza para la mañana al oriente. La terraza luego envuelve la casa, transportando al visitante a las copas de los árboles circundantes. 

La estética general es simple y minimalista, aunque detallada. La casa reinterpreta la expansión de los ’60s por medio de cristales a la medida y la forma rectilínea.

Casa Aspvik toma prestados elementos como la suave cubierta a dos aguas y el detalle del alero, de la primera construcción. 

La planta baja comprende un hall de entrada, dormitorio, baño y un sauna escondido en una grieta en el rocoso terreno. Una escalera conduce a una única gran sala en la planta superior, que contiene las áreas de cocina, comedor y sala.

Una estantería hecha a la medida se ajusta a la red estructural y actúa como un espacio de almacenamiento y una separación entre la escalera y el comedor.

Mirá también
Casa más que blanca. Una vivienda con piscina de 25m de longitud

Los materiales se mantienen primarios y son relativamente simples, con una gama de colores para los muros de madera contrachapada, mármol “Nero Marquina” y detalles en latón pulido.

Una combinación de electrodomésticos de lujo y productos básicos de estantes crean una interesante variación en toda la casa.

Inmersa en el clásico paisaje del archipiélago sueco, la vivienda aisla a los visitantes del diario estrés de la ciudad y los expone a la naturaleza virgen de su entorno. 

FICHA TÉCNICA
Proyecto: Andreas Martin-Löf Arkitekter
Ubicación: Estocolmo, Suecia.
Superficie: 70.0 m2
Año Proyecto: 2015
Fotografías: Åke E:son Lindman