Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Casa La Solana. Una reforma para disfrutar de las mejores vistas de Acapulco

Casa La Solana

Por | HGR Arquitectos | Fotografía | Diana Arnau
Casa La Solana es la remodelación y ampliación de una vivienda construida en los 60’s por Oscar y Eduardo Hagerman. El proyecto está ubicado en una zona exclusiva de Acapulco, con vistas a la bahía.

La propiedad está desplantada sobre un terreno de 1.210 metros cuadrados, rocoso y de gran pendiente. Cuenta con cinco recámaras, todas con clóset, baño y terraza, un family room, cocina, sala/comedor, alberca con bar/cocineta, y estacionamiento para 3 autos dando un total de 1.050 metros cuadrados de construcción, repartidos en tres niveles ajustándose a la topografía.

Casa La Solana

El proyecto cuenta con tres volúmenes. El primero, en la parte superior, es el acceso y estacionamiento techado. Bajando por las escaleras, se llega al segundo volumen de dos niveles. 

En la planta alta está la recámara principal, a la cuál se accede por unas escaleras y a través de una amplia terraza privada. En la planta baja se localizan dos recámaras, espejeadas, a las cuales se accede por un pasillo/terraza.

Casa La Solana

Al fondo de la terraza está el family room, un espacio más cerrado que cuenta con sala de televisión, comedor, cocineta y baño completo. Bajando medio nivel más está el tercer volumen de la Casa La Solana. Ocupado por una amplia sala/comedor, completamente abierta al paisaje y una cocina. Debajo de este espacio hay dos recámaras más con terraza y jardín privado.

Mirá también
Casa Sulka. Volúmenes simples que se destacan por su materialidad
Casa La Solana

Uniendo estos dos volúmenes está el espacio de la alberca-jacuzzi, que cuenta con área para camastros y un amplio bar. Todos los espacios están articulados por una escalera que se va adaptando a la curvatura y pendiente del terreno.

El terreno exigía aprovechar las vistas de todos los espacios a la bahía. Por esa razón, se abrió por completo el acceso a las recámaras, con canceles de cuatro hojas que se recorren hacia los lados.

Casa La Solana

Para dar privacidad se colocó una celosía de madera enfrente de estos vidrios. Esta celosía es abatible dependiendo del grado de privacidad y apertura que desee el usuario.

La celosía también evoca a las persianas utilizadas en la obra original, características de los años 60s. Mobiliario fijo como camas y clósets fueron diseñados integralmente para cada cuarto de la casa, de tal manera que estos se sientan parte del espacio.

Casa La Solana

El área de la sala/comedor fue el que menos cambió para mantener la esencia de la casa original, salvo por algunos acabados y el cambio a barandales de vidrio para abrir más la vista hacia el mar. La escalera y los muros estructurales están hechos de piedra sacada del mismo lugar, auxiliados por columnas redondas de acero. 

Aparte de respetar los árboles del terreno, que dan sombra a gran parte de la vivienda conservando una buena temperatura en los cuartos, se colocaron diversas plantas de la zona para generar vistas verdes, separando más a los vecinos y dando más privacidad.

Mirá también
Residencia Beton Brut. Un diseño atrevido con la flexibilidad del hormigón armado
Casa La Solana

FICHA TÉCNICA
Arquitectos: HGR Arquitectos.

Ubicación: Acapulco, México.
Área proyecto: 1.050 metros cuadrados.
Año del proyecto: 2016.
Fotografía: Diana Arnau.