Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Espacios para chicos

Por | Agustina Di Blasio | Interiorista

Para lograr la ambientación ideal de un espacio infantil el primer paso que debemos tener en cuenta es la diagramación del mismo en relación a las diferentes áreas que conviven en la habitación: el lugar de guardado para la ropa y juguetes, el espacio para dormir y algún rincón divertido donde los lápices, juguetes y disfraces estén al alcance de los chicos. Estos sectores pueden estar conectados visualmente con colores, texturas y materiales que conviertan al ambiente en un lugar único y con personalidad.

Mobiliario

La practicidad en la composición del espacio se logra con la estética del mobiliario. Es conveniente, en tanto, utilizar colores neutros con maderas naturales o laqueadas en color blanco y de líneas limpias y puras. Los detalles de texturas y color deben quedar a disposición de los objetos y accesorios, ya que éstos tienen mayor flexibilidad de cambios en la decoración.

La optimización del espacio generalmente está relacionada con el mobiliario funcional que se utiliza en el planteo de las diferentes áreas. Los espacios de guardado se pueden generar a partir de muebles antiguos restaurados aprovechando espejos (si los hubiese) o pintándolos con pátinas blancas al agua y agregándoles detalles de tiradores de cerámica o metálicos.

Las cajoneras son muebles de gran utilidad para guardar la ropa. Además, pueden tener ruedas, que permiten moverlas con facilidad. Otros complementos que integran a los muebles funcionales son los estantes suspendidos o bibliotecas donde se pueden archivar y alojar los objetos que se necesitan tener a la vista, ya sea por practicidad o simplemente para decorar.

También pueden emplearse baúles para guardar juguetes o ropa. Resulta  muy beneficioso, asimismo, idear una cama para invitados con ruedas que esté debajo de la cama principal, o en su lugar ubicar cubos, módulos o cajones.

 

Paredes

Un recurso práctico que ayuda a cambiar la estética de las paredes son los diseños temáticos de vinílicos adhesivos. Estos pueden ser colocados si necesidad de ser un especialista de la decoración. Los hay en todos los tonos y otorgan color y personalidad al espacio. Asimismo, existen opciones como los papeles decorativos que tienen estampas con dibujos y colores, pero necesitan ser colocados con mayor habilidad que los vinílicos.

 

Espacio de juego

Otro aspecto importante es prever un espacio adecuado para que los niños puedan jugar, divertirse y dar lugar a la creatividad. Esto se logra agregando elementos como percheros para colgar los disfraces, pizarrones colgados, mesitas con sillas, baúles de muñecos y casitas de madera.

 

Variedad de colores

La paleta de colores puede estar engamada con el mobiliario y los objetos, o bien en ciertos casos valerse de tonos pasteles para las paredes y  colores estridentes en objetos y detalles. Esto permite una combinación ágil de colores y texturas.

 

Opciones de cortinados

Las opciones de sistemas se evaluarán conforme las necesidades que existan. Si la función principal es oscurecer o simplemente tamizar la luz natural, algunos de los sistemas posibles son Roller de Black Out o Screen, Romanas o cortinados de géneros de algodón tradicionales con barrales.

En oportunidades, la elección se ve limitada al sistema de la ventana y dependerá de si es corrediza, de abrir o rebatible.