Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Identidad natural

Se trata de Bosco Verticale, la creación del arquitecto italiano Giovanni La Varra (del Estudio Barreca & La Varra) y se alza en el barrio milanés Porta Nuova, conocido por sus desarrollos en zonas ferroviarias abandonadas.

La arquitectura del complejo habitacional es muy simple: son módulos de seis pisos que se repiten uno sobre otro. La gran dificultad fue aprender a lidiar con la selección y colocación de 900 árboles, algo que valió la pena, ya que hoy Bosco Verticale es un hito de la ciudad, natural, vivo y cambiante según el paso del tiempo y las estaciones. Es un edificio cargado de identidad.

Una publicación compartida por Zamina (@zaminapommes) el

En cuanto a las variedades de árboles, se colocaron 90 en total, seleccionadas según la orientación del edificio y su exigencia de agua, tierra y mantenimiento.

Se combinaron especies caducas y perennes y se tuvo en consideración que los ejemplares no superen los 6 metros de altura.