Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Jardín de rosas

Por | Laura Martínez de Marcalain | Paisajista

Ornamental por excelencia y digna de una historia intachable en cuanto a adaptación, la rosa nos ha conquistado a lo largo de los siglos. Es la flor del rosal, una planta rústica de fuertes tallos y  muchas espinas, y ofrece múltiples posibilidades de colores, con infinidad de matices y perfume.

Actualmente, existe una enorme variedad de cultivares de rosa a partir de diversas hibridaciones (más de 30.000) y cada año surgen otros nuevos.  En su mayoría, son originarias de Asia y un reducido número nativas de Europa, Norteamérica y África noroccidental.

Las especies progenitoras mayormente implicadas en los cultivares son: Rosa moschata, Rosa gallica, Rosa damascena, Rosa wichuraiana, Rosa californica y Rosa rugosa.

Cabe destacar que la época más adecuada para la plantación de rosales es el período invernal, también a principio de la primavera. En invierno, el viverista recibe la planta a raíz desnuda y sumerge sus raíces en agua tibia por 24 horas para hidratarlas. Luego son llevadas a la tierra. También pueden llegar enmacetadas y, ya podadas, ser plantadas en cualquier momento del año. Recordemos que el injerto se encuentra por encima del cuello de la planta y debe quedar a nivel del suelo al colocarse en tierra.

Por su singular belleza, la rosa  ha dejado de ser vista como una referente de jardines antiguos para incorporase en el diseño moderno. Un claro ejemplo es su perfecta combinación con gramíneas y con infinidad de herbáceas de uso ornamental.

 

> Tips para el mantenimiento de rosales

La tierra del rosal debe estar bien carpida y en invierno conviene usar mulch, paja, chips o pasto seco. Esto protege su base.

La poda invernal permite no solamente darles una forma adecuada sino también mejorarlas sanitariamente. Además, las rejuvenece.

A los rosales les gusta los lugares soleados, sobre todo la exposición Este o Noreste. Necesitan por lo menos 6 horas diarias de sol.

Deben regarse en la base de la planta, por goteo o manguera, ya que humedecer las hojas puede acarrear enfermedades (hongos).

Las rosas modernas son exigentes en fertilizantes para producir abundante floración y de buen tamaño. Una aporte orgánico que aprecian es la Harina de hueso.

 

>Clasificación de la American Rose Society

Rosales especies o silvestres

Son las variedades encontradas en su estado natural, que  se desarrollaron sin la intervención del hombre. Por lo general  constan de pocos pétalos y otorgan una magnífica floración al año.

-Rosales clásicos o antiguos

Agrupa a todos los rosales arbustivos anteriores  a la aparición de los rosales Floribundos e Híbridos de Té (año 1500). Generalmente no son comerciales y se encuentran en viejas quintas o en poder de aficionados.

Rosales híbridos de té

Nacen del cruzamiento entre rosales europeos (no reflorecientes) y rosas llegadas de la china (reflorecientes). Muy vigorosos, son los más famosos. Presentan mucho follaje y floración de gran tamaño. Sus colores son variados, al igual que sus alturas. Se usan como flor de corte.

Rosas floribundas

Del cruzamiento entre rosales Polyanthas e Híbridos de Té  nacieron hace poco más de un siglo las Floribundas . Presentan flores en ramilletes de variados colores, a veces de gran tamaño, con perfume. Por la gran floración son ideales para canteros combinadas con herbáceas, arbustos o gramíneas.

Rosas miniatura

Se desconoce su verdadero origen.  Pequeñas en tamaño,  su mayor ventaja reside en que son una copia exacta de un rosal grande. Sirven para jardines pequeños, balcones, terrazas o patio.

Rosas arbustivas

De variados orígenes, son arbustos robustos, Híbridos de Té, Floribundas y diversos rosales Silvestres. Presentan abundante y constante floración y están en el mercado hace 50 años. Son muy resistentes a malas condiciones climáticas.

Rosas inglesas

Son producto de la hibridación de los rosales antiguos del siglo XVIII al XIX (Gallicas, Damascenas, Portland y Bourbon) con las rosas de hoy (Híbridas de Té y Floribundas). Se llaman así porque las rosas en Inglaterra fueron un símbolo del país desde épocas medievales. Combinan la forma y fragancia de las antiguas con las ventajas de las nuevas, dando un mayor rango de colores. Son reflorescientes  y tienen gran crecimiento.

-Rosas trepadoras

En la antigüedad, los trepadores eran especies naturales del lugar donde se desarrollaban. No obstante, los hibridadores comenzaron a experimentar con Híbridos de Té, Floribundas y de otros tipos. Sus floraciones duran la temporada estival.