Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Moderno y actual

Por | Agustina Di Blasio | Interiorista

La renovación del living comedor no es un trabajo sencillo para quienes desconocen la variedad de opciones y las últimas novedades de color, textura y mobiliario que deben estar presentes en la ambientación del mismo.

A continuación, detallamos diferentes combinaciones y composiciones de estilos y materiales que se ajustan a los gustos y necesidades de cada propietario dependiendo de la estructura del espacio existente.

Ideas y consejos

La presencia de luz natural es importante y su máximo aprovechamiento se logra con materiales que la direccionan hacia los rincones más convenientes. La utilización de colores y maderas claras se funden entre sí para generar efectos visuales de extrema naturalidad, cálidos y acogedores.

Resulta conveniente unificar con blancos para restaurar y combinar todos y cada uno de los muebles y accesorios que se encuentren deteriorados y con diferentes tonalidades, logrando crear así un espacio completamente nuevo. Los detalles de color en los objetos son los encargados de darle vida y emoción al lugar.

La utilización de muebles de los estilos románticos combinados con materiales industriales con una impronta especial como el hierro y hormigón crea por una reacción de contraste decoraciones finas, delicadas y genuinas.

Las formas y las texturas trabajan conjuntamente. Los muebles con curvas unidos con tapizados en géneros de trama suave, rústica o colorida van a ser los responsables de definir el estilo del lugar.

Un sencillo comedor en el que predomina madera entre los revestimientos y el mobiliario, puede transformarse en un espacio vivido y actual, de la mano de una paleta de colores conformada por tonalidades de verde agua, naranjas y amarillos.

En ambientes contemporáneos, en los que dominan la estética las piezas modernas, incluso con líneas que invocan el espíritu minimalista, una mesa de comedor que se rodea por sillas de autor o muebles que son clásicos del diseño, pueden abrir un interesante juego de formas y acabados.

En interiores de estilo clásico, en los que los muebles tienen un importante peso visual, las texturas y colores son oscuros y pálidos. Un inesperado mueble moderno o de color estridente o un accesorio decorativo será la cuota adecuada para añadir dinamismo y un toque de actualidad a este espacio.
>TIPS

Incluir a la decoración asientos cómodos. Tapizados con géneros y almohadones lavables y fundas desmontables.

Los colores trasmiten fuerza y buen ánimo. Sea cual sea el estilo de decoración que se haya elegido, los detalles coloridos crearán ambientes más divertidos.

Cortinados largos para reforzar la decoración de estilo y personalidad, con géneros livianos o pesados de acuerdo a la necesidad.

 

 

Las lámparas y arañas suspendidas cumplen la doble función de iluminar y delimitar la ubicación de la mesa.

Los cuadros temáticos bien distribuidos visten grandes paredes. Pueden estar realizados con láminas y fotos y apoyarse en el piso o en estantes, ambos recursos son válidos a la hora de decorar. Permiten ir cambiando la ubicación de los mismos de acuerdo a los gustos, sin necesidad de ir cubriendo los agujeros que quedarían si estuviesen colgados.

-La incorporación de alfombras enmarcan y delimitan el área de los sillones. Las de pelo corto poseen características que facilitan su mantenimiento.

-Los muebles abiertos integrados, organizan y amplían la utilidad del espacio, generando lugar de guardado de artefactos electrónicos y también estantes para exhibir objetos decorativos.

Guardar

Guardar