Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Nuevas oficinas de Dropbox en San Francisco

No hace falta ingresar a las oficinas para darse cuenta de que las oficinas son sorprendentes. Desde la calle, el vestíbulo invita a entrar y explorar, con espejos gigantes que borran la percepción entre el interior y el exterior. De esta forma, reflejan uno de los valores fundamentales de la empresa: la capacidad infinita de almacenamiento y diferentes posibilidades.

Diseñadas por Boor Bridges Architecture y Geremia Interior Design, las oficinas de Dropbox se renuevan de la mano de Rapt Studio y se caracterizan por los espacios de trabajo abiertos combinados con salas de reunión visualmente comunicadas mediante vidrios transparentes. Tampoco podían faltar las zonas de descanso para los trabajadores, entre las que se destacan la sala del piano y la habitación del Lego.

Una publicación compartida por Rapt Studio (@raptstudio) el

El pedido que tuvieron que cumplir los arquitectos no era sencillo: el amplio espacio que contiene las oficinas necesitaba guías visuales definidas para apoyar la colaboración entre los muchos equipos de la compañía. La solución fue crear un diseño urbano basado en puntos de referencia, barrios y valores comunitarios compartidos.

Así, se crearon espacios distintivos y salas de reuniones para alinearse con las necesidades de los diferentes departamentos de la empresa. Grupos de 40 a 50 personas pueden ahora crear sus propias subculturas basadas en sus personalidades colectivas, desde los ingenieros, tranquilos e introspectivos, hasta los vendedores más sociales y vocales.

Además de los más diversos y coloridos “barrios”, se crearon otros espacios estratégicos para unas modalidades de trabajo más desestructuradas. Uno de ellos es la biblioteca – inspirada en el teatro italiano de 1970 – un lugar con paredes curvas y alfombras mullidas, ideal para retirarse a leer o enviar algunos correos electrónicos. Cuando la luz del sol brilla a través de las ventanas, todo el espacio brilla en tonos rosados.

Una publicación compartida por Dropbox (@dropbox) el

El Karaoke Bar, inspirado en los inicios de Dropbox, es un espacio de reunión que todavía retiene el espíritu de sótano de casa, un lugar donde los empleados pueden relajarse después de una larga semana, coronando con un happy hour todos los viernes.

Una publicación compartida por Dropbox (@dropbox) el

La decoración general es bastante sobria, con predominancia de colores neutros – principalmente grises y marrones- combinados con diferentes tonos del azul corporativo. El resultado es un ambiente de trabajo con muchos espacios de gran confort y un gran sentido de la estética.