Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Inicio » Acantilados de Moher. Una experiencia inolvidable en la costa atlántica de Irlanda

Acantilados de Moher. Una experiencia inolvidable en la costa atlántica de Irlanda

Fotos | @cliffsofmoher.ie
Ubicados en la hermosa región de Burren, en Irlanda, los acantilados de Moher se extienden por unos impresionantes 13 km y se alzan con orgullo sobre el Atlántico a 200 metros de altura.

Atraen a más de 1,5 millones de visitantes cada año y albergan un centro de visitantes. Aunque una visita a los Acantilados de Moher es bastante sencilla, hay algunas cosas que debe saber.

Los acantilados de Moher, están en el condado de Clare, en la costa oeste de Irlanda. La base para llegar son los pueblos de Liscannor y Doolin.

De más está decir que no hay que acercarse al borde del acantilado. El suelo es muy irregular en algunos lugares y el viento puede ser increíblemente fuerte. Lamentablemente, han ocurrido tragedias en las que las personas se han caído de los acantilados por acercarse al borde.

Si bien el ingreso común es por el centro de visitantes, abonando un ticket, se puede entrar gratis. Caminando hacia los acantilados en Doolin Cliff Walk o desde Hag’s Head, no es necesario pagar una entrada.

Hay cuatro formas de visitar los acantilados de Moher que te asegurarán esquivar a las multitudes.

Si bien no está bien visto, se puede llegar antes de que abra el centro de visitantes, temprano en la mañana. Por ejemplo, si es verano, se puede llegar a las 5.00 cuando el sol está saliendo.

Mirá también
Canadá. Un país de diversidad y belleza natural

Otra manera es llegar al atardecer. Es uno de los mejores momentos del día, justo antes de que se ponga el sol. Durante estos instantes hay mucha tranquilidad y quedan pocas personas, por lo que la experiencia mejora.

Una de las formas más singulares de ver los acantilados es en uno de los recorridos en barco. Puedes subir a bordo de un ferry en Doolin Pier y navegarás por debajo de los acantilados.

Hay otro recorrido que puedes hacer que te lleva desde Doolin a la isla Inis Oirr. Luego, en el viaje de regreso, navegarás por debajo de los acantilados.