Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Temple Bar. La calle de los mejores pubs.

Fotos | @thetemplebarpub
Visitar Dublin, la capital de la República de Irlanda, no es una experiencia completa sin una pinta de su tradicional cerveza Guinness en la mano. Y el mejor lugar para tomar este célebre manjar negro es en los pubs de la zona de Temple Bar. Repleta de gente durante el día, el brillo de la zona cuando cae el sol, es un espectáculo que hay que vivir, en pleno corazón de la ciudad y a metros del Río Liffey.

Las calles empedradas de Temple Bar, las luces tenues y el ir y venir de la gente de un pub a otro, le dan una atmósfera única que se hace más bullicios a medida que el fin de semana se acerca y la transforman en una atracción turística en sí misma.

EL ALMA DE SAN PATRICIO

La reconocida fiesta del patrono de Irlanda, San Patricio, se festeja todos los 17 de marzo. Ese día corren incontables litros de cerveza por las calles de Dublin, alargando una interminable fiesta durante todo el día. Ese espíritu festivo se vive cada noche en la zona de Temple Bar.

TEMPLE BAR A PURA MÚSICA Y GUINNESS


Los frentes de los pubs, con sus colores diversos y letras que indican los nombres de cada lugar, pueden llegar a marearnos a la hora de elegir a cuál de todos entrar. Por eso te ayudamos y te recomendamos algunos imperdibles de Temple Bar.

El pub con más historia de la zona es justamente el Temple Bar. Se encuentra en pleno barrio y data de la primera mitad del siglo XIX. Es un punto obligado para pedir una Guinness y sacarse una selfie en su típica entrada que cambia de color año tras año.

Los amplios salones del Fitzimmons nos permiten disfrutar de las mejores cervezas y además, reunirnos a ver cualquier deporte en vivo: fútbol, rugby, hockey, así como el hurling o el fútbol gaélico, deportes oriundos de Irlanda. Son cinco pisos con cuatro pubs dentro del mismo edificio, la imperdible terraza y la mejor música en vivo.

Otra de nuestras recomendaciones es el Oliver St John Gogarty, un pintoresco edificio amarillo que cuenta con hotel, restaurante y su pub en el que se puede escuchar la mejor música irlandesa en vivo. Tienen una banda que hace sus shows en el lugar desde hace más de 20 años. Los parroquianos le agradecen por sus canciones dejándoles pintas de Guinness al borde del escenario, que los músicos toman entre tema y tema.