Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

All inclusive. Maldivas ofrecerá dosis de vacunas a sus visitantes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Las autoridades de Maldivas se han propuesto atraer turistas con la llamada «estrategia de las 3V»: visitar, vacunarse y vacacionar.

Actualmente, los visitantes del paradisíaco archipiélago deben presentar una prueba de PCR negativa para poder ingresar. Según trascendió, el siguiente paso será permitir la entrada sin restricciones para los que lleguen vacunados. Y, por último , se evalúa la opción vacunar a los recién llegados.

Maldivas

PARAÍSO EN EL OCÉANO ÍNDICO

Ubicadas en pleno océano Índico, Maldivas es un conjunto de 1200 islas que ofrecen al turista un lujoso retiro tropical. Fina arena blanca, aguas turquesas y templadas, cocoteros, arrecifes de corales, peces multicolores y mucha tranquilidad es lo que este increíble destino tiene para brindar a sus exclusivos visitantes.

Constituido por unas 1200 islas, de las cuales están habitadas sólo 200, Maldivas está ubicado en pleno océano Índico, al sudoeste de Sri Lanka y a 450 kilómetros de la India.

El conjunto de islas se encuentran distribuidas en 26 grandes atolones (formaciones coralinas separadas por lagunas) y la superficie de la República abarca algo más de 800 kilómetros de norte a sur y 120 kilómetros de este a oeste, alcanzando un total de 90.000 kilómetros cuadrados. Sólo el 1% se encuentra por sobre el nivel del mar.

El clima tropical de las islas es moderado por el Océano Índico, determinando una temperatura constante de 30° durante todo el año, descendiendo en contadas oportunidades la barrera de los 25°.

Por otro lado, las características climatológicas y geográficas únicas han generado que el turismo se convierta en la principal actividad económica, desplazando a la pesca.

Al convertirse en una economía impulsada por el turismo, el gobierno de Maldivas comenzó en 1970 a intervenir y reglamentar dicha actividad para garantizar su sustentabilidad y mantener intacto el entorno natural, además de buscar que el país no perdiera sus costumbres y forma de vida ante la llegada masiva de extranjeros.

La solución consistió en separar la población local de los visitantes, destinando islas a establecimientos hoteleros. Además, admitiendo un número limitado de turistas al año, algo que se consiguió gracias a los elevados costos de alojamiento.

Actualmente, la única manera de disfrutar de este paradisíaco destino de aguas turquesas, tibias y cristalinas es a través de exclusivos hoteles Resort. Lo que se conoce como “turismo aventura” queda prácticamente descartado y resulta casi imposible visitar el lugar.

Los Resorts funcionan como islas hoteles  brindando todas las comodidades y servicios imaginables. Existe un hotel por isla y en cada uno pueden encontrarse diferentes categorías de alojamiento.’

Las tarifas varían de acuerdo a las prestaciones, siendo las más costosas las que cuentan con playa privada o vistas panorámicas exclusivas.

Notas relacionadas

[img-category]