Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Sublime y eterna

Inmersa en el medio de la geografía del país, Madrid sabe albergar las sedes del Gobierno, la administración y la residencia de los reyes, conjuntamente con la presencia de lujosos hoteles, flamantes obras arquitectónicas y elegantes centros comerciales que la convierten en un atractivo turístico obligado para todos aquellos que disfrutan del viajar. Cuenta con unos 3.500.000 habitantes en la propia metrópoli y más de 6.000.000 en toda su comunidad, siendo así la ciudad española de mayor población.

Quienes han visitado Madrid suelen coincidir que al momento de arribar al Aeropuerto de Barajas ya puede advertirse el aire de una ciudad capital, ordenada, moderna y por demás elegante. Convertida en un gran centro de negocios a nivel mundial, merced de las miles de empresas que la escogen para establecer sus sedes y oficinas, promete a los más de siete millones de turistas que la visitan al año, una experiencia única y con propuestas para todos los gustos.

Los barrios y lugares para conocer que presenta la ciudad son sumamente variados. Su centro turístico se encuentra principalmente en la zona del Centro, Chamberí, Arganzuela, Retiro y Salamanca. Madrid es además mundialmente conocida por su «Triángulo de Oro» por los tres grandes museos que alberga: el Reina Sofía, el Prado y el Thyssen-Bornomisza.

El punto neurálgico es la Puerta del Sol, ubicada al este de la ciudad y que data del siglo XV, desde donde parten 10 calles hacia toda la urbe. La capital española, además, cuenta con gran cantidad de zonas verdes y pulmones, plazas con Palacios y Parques con fuentes y estatuas majestuosas al aire libre.

Quienes tengan la suerte de conocer esta admirable metrópoli, no deben dejar de visitar el Palacio Real, el Jardín Botánico, lindante a la pinacoteca del Museo del Prado, y por supuesto la Gran Vía de Madrid, una de las arterias principales de la ciudad que empieza en la Puerta de Alcalá y termina en la Plaza España, zona de gran concurrencia y tránsito, donde pueden encontrarse todo tipo de comercios y grandes almacenes, cines y teatros y una amplia oferta nocturna.

Disfrutar de la buena cocina Madrileña es otra de las actividades a realizar de paso por la ciudad. Esta zona de España se destaca por su buena cocina y la elaboración de platos típicos, donde se reconocen los buenos fiambres y jamones, una de las atracciones más interesantes para todos los turistas que la visitan.

El fútbol, las corridas de toros, y la enorme cantidad de festivales y eventos que tienen a Madrid como sede, la transforman en una ciudad digna de conocer, que asegura una estadía entretenida, atractiva y seguramente difícil de olvidar.