Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Inicio » Cristo Redentor. Icono de Río de Janeiro y del mundo

Cristo Redentor. Icono de Río de Janeiro y del mundo

Cristo Redentor. Icono de Río de Janeiro y del mundo

Fotografía| @world_walkerz
El Cristo Redentor, que se alza majestuosamente sobre la ciudad de Río de Janeiro, es mucho más que una obra de arte; es un símbolo de fe, esperanza y belleza arquitectónica que ha cautivado al mundo durante casi un siglo.

UNA HAZAÑA ARQUITECTÓNICA

El Cristo Redentor fue diseñado por el ingeniero brasileño Heitor da Silva Costa y esculpido por el artista francés Paul Landowski.

La construcción de esta colosal estatua comenzó en 1922 y se completó en 1931. Con una altura de 30 metros, la estatua se encuentra en la cima del monte Corcovado, a 710 metros sobre el nivel del mar.

Su ubicación estratégica ofrece vistas panorámicas impresionantes de la ciudad de Río de Janeiro y la bahía de Guanabara.

CRISTO REDENTOR: UN MONUMENTO DE FE

El Cristo Redentor es una representación poderosa de la fe cristiana. Sus brazos extendidos simbolizan la bienvenida y el amor de Jesucristo hacia todos.

La estatua se erigió como un regalo de Brasil al mundo y como un homenaje al centenario de la independencia de Brasil en 1922. Cada año, millones de peregrinos y turistas visitan este lugar sagrado para ofrecer sus oraciones y admirar la majestuosidad de la escultura.

Mirá también
Hotel Carlton St. Moritz. El centro turístico de invierno más glamoroso del mundo

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

En 2007, el Cristo Redentor fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, reconociendo su importancia cultural y arquitectónica a nivel global. Su impacto trasciende fronteras y religiones, uniendo a personas de diferentes credos en un espíritu de admiración y respeto.