Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Cruces imperdibles. Cinco puentes que tenés que conocer

Puentes NY

Fotografía|@brooklynbridgepark
El turismo de ciudades invita a caminar y llegar a lugares icónicos de las metrópolis como son los puentes, cargados de historia, arte y arquitectura que podemos apreciar y disfrutar en todo su esplendor.

Construidos para unir las ciudades separadas por ríos, estas obras arquitectónicas se convierten en una experiencia única cuando podemos cruzarlos. Historia, turismo, leyendas y vistas sorprendentes se unen en estos cinco puentes alrededor del mundo:

TOWER BRIDGE, LONDRES, INGLATERRA

El Río Támesis que divide a Londres en dos, está atravesado por muchos puentes con diversos estilos arquitectónicos. Hay de los más simples, modernos e imponentes, pero la estrella es el Tower Birdge, un elegante puente levadizo con un par de torres de estilo gótico.

Si bien su estilo es cercano a lo medieval, fue construido en 1894 junto a otro ícono de la capital inglesa, la Torre de Londres. Todavía utiliza algunos de los sistemas de bombeo de vapor y calderas victorianas para subir y bajar el puente.


GOLDEN GATE, SAN FRANCISCO, EEUU

Este glorioso puente cruza el Océano Pacífico cruzando sobre la Bahía de San Francisco. Su nombre se debe a que una cualidad mágica: brilla al amanecer, al atardecer, durante la noche o a través de la niebla, rasgo distintivo de la ciudad.

Visto en innumerable cantidad de películas y fotos, el Golden Gate se extiende a lo largo de casi 3 kilómetros. Llegar caminando al Vista Point, es una recompensa para quienes se animan a cruzarlo a pie.

Mirá también
Top ten. Estos son los edificios más populares del mundo

Otro dato: los días de fuertes vientos, el puente genera un sonido que muchos comparan con el canto de un monje que llega a escucharse en la mismísima San Francisco.

SYDNEY HARBOUR BRIDGE, SIDNEY, AUSTRALIA

Si de puentes hablamos, este símbolo australiano es sin dudas uno de los más populares por ser la imagen de la llegada de cada nuevo año con un imponente show de fuegos artificiales.

Hecho totalmente en acero, este símbolo de la ciudad australiana no solo puede cruzarse a pie, sino que también invita a subirse a su punto más alto, para obtener las mejores vistas 360° de la ciudad.

Cuenta con ocho carriles de tráfico, dos para trenes, uno para bicicletas y otro para peatones. Caminar de un lado a otro es un buen ejercicio que te llevará unos 1332 pasos. ¡Y podés quemar más de 500 calorías!

PONTE VECCHIO, FLORENCIA, ITALIA

Conocido como el “Puente viejo”, este monumento histórico se destaca en la ciudad que fue capital del movimiento Renacentista. Hecho en piedra y con tres arcos, tiene la particularidad de contar con tiendas a lo largo de su traza, convirtiéndolo en un pase único.

Con 802 años de historia, el Ponte Vecchio sobrevivió a constantes inundaciones provocadas por el Río Arno sobre el cual se ubica, y ya cuenta con numerosas reformas, aunque sin afectar su espíritu y diseño original.

Mirá también
The Edge. El mirador a cielo abierto más alto de occidente

Es uno de los pocos puentes habitados en el mundo y no permite el paso de vehículos.

BROOKLYN BRIDGE, NUEVA YORK, EEUU

Este puente que une la isla de Manhattan con Brooklyn es sinónimo de Nueva York. Es uno de los sitios más fotografiados y transitados por turistas de todo el mundo que llegan a la Gran Manzana.

Atravesar sus dos kilómetros es una actividad que no podés dejar de hacer. Lo mejor es ir hacia el lado de Dumbo, donde están las mejores vistas, sobre todo desde el Brooklyn Bridge Park, donde el puente se confunde con la silueta de Manhattan.

Si no pasaste por este puente, no estuviste en Nueva York.