Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
Search
Close this search box.
Inicio » Palacio de sal. Así es el extravagante hotel del Salar de Uyuni

Palacio de sal. Así es el extravagante hotel del Salar de Uyuni

Palacio de sal. El extravagante hotel del Salar de Uyuni.

Fotos | @palaciodesal
A la hora de hacer turismo, quienes prueban cosas diferentes buscan alojarse en sitios poco comunes. Sitios alejados, lujo y excentricidad se mezclan en muchos hoteles del mundo como el Palacio de sal que vamos a conocer en esta nota.

A orillas del majestuoso Salar de Uyuni, bajo un imponente cielo exultante de colores y estrellas, se erige el Palacio de Sal. Es un albergue de momentos mágicos en el que cada final de día no es más que la evidencia de un hecho irrebatible: ningún sueño, por extraordinario que parezca, se diluye antes de hacerse realidad.

Don Juan Quesada Valda fue un pionero en el rubro del turismo organizado del sur de Bolivia. En 1998 decidió, como pidiendo algo sencillo, que quería un hotel hecho de sal.

Gracias a ese sueño atípico y sus mil experimentos, nació un lugar sui géneris. Dueño de una hermosa arquitectura, su principal leitmotiv es recrear una realidad alternativa donde todo conecta con la belleza de las cosas.

Aunque el Palacio de Sal nació en el ocaso de los noventa, fue en 2004 cuando se lo trasladó. Pasó de estar dentro del salar, a su orilla. Así se pudo construir un lugar con el lujo, la comodidad y la practicidad buscada por los turistas exigentes.

La nueva ubicación, además, no invade la maravillosa formación natural que representa el Salar. Tampoco irrumpe en la cotidianidad de quienes hacen vida y trabajan en él. Hoy, desde el cielo, se ve la silueta imponente de la cruz andina que forma el hotel y que traduce el regalo de nuestra cultura para todo el que quiera visitarlo.

El entorno del Palacio de Sal es el Salar de Uyuni. Este sitio tiene una superficie de unos 12.000 km² y está situado al suroeste de Bolivia. Además, es el desierto de sal más grande del mundo.

Se encuentra a una altura aproximada de 3.700 msnm y se extiende como una infinita llanura blanca. En época de lluvias se convierte en un espejo, en el que el suelo refleja al cielo. Allí se produce uno de los espectáculos naturales más hermosos del mundo: caminar sobre las nubes.

Mirá también
Panamá. Tres razones para visitar un país que es mucho más que un canal

El lujo de las habitaciones del Palacio de sal, sus restaurantes y la paz que rodea el hotel, son condimentos únicos para vivir una estadía inolvidable. Además del paisaje, los huéspedes pueden disfrutar de piletas, spa, bares y ¡hasta una cancha de golf de 9 hoyos!