Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Camino del Inca. Rumbo a Machu Picchu

Fotos | @visitperuofficial
Previo al descubrimiento de América por parte de los europeos, los Incas dominaban gran parte del continente, con poblaciones a lo largo de toda la región. Todas ellas estaban unidas por el Camino del Inca.

En la lengua indígena, estos caminos que unían las principales ciudades del Tahuantinsuyo, tenían el nombre de “Qhapac Ñan”, palabras quechuas que significa “caminos del rey” o “caminos del poderoso”.


Los actuales territorios de Perú, Ecuador, Colombia, Bolivia, Argentina y Chile y Argentina, estaban atravesados por el Camino del Inca. El tramo que conduce a Machu Picchu, es el más célebre y que año tras año convoca a miles de turistas que se aventuran hasta llegar a la que fue la capital del imperio.

Considerada una obra maestra de la ingeniería, el Camino del Inca es patrimonio de la UNESCO, y por ello está protegido. Para transitarlo se debe contar con autorización a través de las agencias autorizadas.

La red de senderos simbolizaban el dominio que los Incas tuvieron sobre el continente durante su etapa de máxima expansión durante el siglo XV.

Existen dos grandes recorridos. El más corto toma dos días y es el que se recorre el tramo final de la ruta clásica. Luego está el camino que toma cuatro días y en el que se pasa por los sitios arqueológicos de LLactapata, Runkurakay, Sayacmarca, Phuyupatamarca y Wiñaywayna y Intipunku, también conocido como la Puerta del Sol y por la que se ingresa a Machu Picchu.

Mirá también
Sedona. Una ciudad de película en el desierto de Arizona

Al ser una región húmeda y con intensas lluvias, la mejor época para hacer el Camino del Inca es la que se extiende entre los meses de abril a septiembre, ya que es cuando hay menos precipitaciones.

Desde Cusco, se recorren cerca de 40 kilómetros atravesando bosques, escalando por milenarias escalinatas y disfrutando de inolvidables vistas a cada paso.

Si bien el Camino del Inca no requiere una preparación física especial, si es recomendable estar en buena forma y ser una persona activa físicamente. Contar con ropa adecuada desde el calzado hasta el abrigo y sin olvidar prendas impermeables, garantizan una experiencia placentera.