Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
LogoDeckHeader
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Inicio » Casa del Árbol. Una vivienda sustentable que respira el aire de la selva costarricense

Casa del Árbol. Una vivienda sustentable que respira el aire de la selva costarricense

CasaDelArbol

Por | Olson Kundig | Fotografía | Nic Lehoux
Casa del Árbol se inspira en la selva densamente boscosa de la costa del Pacífico de Costa Rica, sitio donde se emplaza el proyecto.

Construida enteramente con madera de teca recolectada en el lugar, la vivienda se relaciona con la jungla en cada uno de sus tres niveles: situados en medio de los árboles y elevándose sobre el dosel con vistas a la cercana playa de surf, Playa Hermosa.

Los clientes son surfistas y ávidos ambientalistas, por eso es que este proyecto refleja su profundo compromiso con la gestión sostenible de la tierra en Costa Rica.

Diseñado como una cabaña para surfistas al aire libre, el proyecto involucra el paisaje costarricense de varias maneras, desde la vegetación accesible en el piso principal hasta el clima inserto dentro de la casa y los patrones de surf que se pueden experimentar en el nivel superior.

Casa del Árbol
Casa del Árbol

Diseñado para funcionar de manera pasiva, Casa del Árbol está destinada a respirar y permanecer abierta a los elementos en este ambiente semitrópico templado.

Los pisos superior e inferior están completamente abiertos a los elementos con un sistema de persianas de madera operable con doble pantalla, que permite el ingreso de luz natural y ventilación, pero también privacidad y seguridad cuando los propietarios están ausentes. El sombreado, un conjunto fotovoltaico de 3.5 kW y un sistema de recolección de agua de lluvia hacen que la huella compacta de la casa sea aún más ligera en la tierra.

Mirá también
Casa Mirador. Retiro escénico con vistas al Atlántico
Casa del Árbol
Casa del Árbol

FICHA TÉCNICA
Arquitectos: Olson Kundig.
Ubicación: Playa Hermosa, Costa Rica.
Área proyecto: 2.140 metros cuadrados.
Año proyecto: 2017.
Fotografías: Nic Lehoux.