Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Prismas combinados. La sencillez como premisa fundamental

Por | Andres Argudo Arquitecto | Fotografía | JAG Estudio
El diseño de la Casa Blanco y Negro se inspira en una sola palabra: SENCILLEZ. Pretende lograr una simplicidad funcional y estética que no tenga la necesidad de ir más allá de lo necesario para una vida cotidiana acogedora, sencilla y elegante. Cada espacio cumple una necesidad familiar de acuerdo a las exigencias de quien la habita.

La vivienda se encuentra en una zona alta de la ciudad con un clima frío. Esto nos llevó a pensar mucho y ser exigentes con la orientación y distribución. Estos fueron los dos puntos esenciales que nos llevaron a pensar como mantener calidez en su interior.  

La casa aprovecha el recurso natural del sol en donde, con un juego de volúmenes simples, generamos la sombra necesaria a los espacios más abiertos. Estos, poseen grandes ventanales que permiten aprovechar las visuales de un paisaje único hacia el Cabogana (montaña sagrada de los incas).

La Casa Blanco y Negro se planteó en dos volúmenes. El primero en color negro, en donde se distribuyen las áreas de servicio. Y el segundo,  un bloque de hormigón en donde se ubican los dormitorios.

Estos son los elementos que generan la forma estética de la vivienda. Al sobreponer los dos volúmenes logramos desarrollar el área social que se cierra con un envolvente de cristal. Esto permite que la vivienda se abra completamente al exterior y aproveche al máximo del paisaje

Mirá también
Casa Rancho Avándaro. Un lugar de descanso que disfruta de su vasto entorno natural

FICHA TÉCNICA
Proyecto: Andres Argudo Arquitecto
Ubicación: Cuenca, Ecuador
Área proyecto: 385 metros cuadrados
Año Proyecto: 2019
Fotografías: JAG Estudio