Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Casa Vila Pinhal. Una vivienda que marca presencia con sus curvas

Por | Alexandre Faccin | Fotografía | Favaro Jr
«Sensaciones. Interrupciones que capturan nuestra mirada y producen presencia. De adentro hacia afuera. Curvas», se cuenta sobre la Casa Vila Pinhal. Esa escucha inicial se sumó a la vista del lago y a la belleza natural del Cerrado brasileño.

Así comenzó el proyecto de vivienda. Comencé los bocetos en una hoja en blanco y recordé mis estudios sobre la era del Renacimiento y el deslumbramiento que provocaban las esculturas italianas.

Una idea respondió a la solicitud de mi cliente. La casa que se desarrolla alrededor de un comedor circular y un conjunto de escaleras que actúan como un elemento de conexión helicoidal ascendente.

Externamente, dos mamparos abrazan un árbol retorcido de Cerrado que lleva a dos caminos. Uno al vestíbulo de entrada, cubierto con un jardín en la azotea, mientras que el otro conduce al área de ocio.

Con diferentes radios, tales mamparos al cuerpo cilíndrico serían frontones ciegos para dar restrospectiva a través del ojo del espectador y producir un movimiento en espiral, con el fin de integrar la vegetación nativa en la nueva vivienda.

LA CASA VILA PINHAL HACE REFERENCIA A LA RICA TRADICIÓN

El repertorio modernista brasileño se incorporó a este concepto. A pesar de que la Semana del Arte tuvo lugar hace nueve décadas, todavía nos influye la claridad del material expuesto en estructuras y cierres, y la lucidez de las formas en relación al contenido interno.

Mirá también
Casa RH (corredor + módulo). Un proyecto que respeta y preserva el bosque nativo que lo rodea

La plasticidad del hormigón armado establece una conexión directa con el modelo estético concebido. Esto permite que las habitaciones tengan un panel completamente abierto al exterior manteniendo los elementos puros y expuestos, sin interferencia de elementos innecesarios. La rusticidad del hormigón visto se inserta naturalmente en el entorno de la Casa Vila Pinhal.

Proyecto con madurez y un método de construcción definido. De hecho, el mismo concepto se aplicó de forma sostenida en el paisaje manteniendo la estética autóctona. Varios colores de Ipês, Buritis, Cagaitas, colas de caballo de Cerrado con sus delicados canalículos y la belleza de las flores de Calliandra.

La libertad creativa de este proyecto desencadenó una mirada atenta hacia el lugar donde ahora se encuentra la Casa Vila Pinhal, hacia nuetra memoria estética y, fundamentalmente, hacia la sutileza de la vivienda.

FICHA TÉCNICA
Arquitectos:
Alexandre Faccin.
Ubicación: Itirapina, Brasil.
Área proyecto: 220 metros cuadrados.
Año proyecto: 2018.
Fotografía: Favaro Jr.