Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
LogoDeckHeader
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Inicio » Teatro Colón. Monumento de arte y orgullo nacional

Teatro Colón. Monumento de arte y orgullo nacional

Teatro Colón. Monumento de arte y orgullo nacional

Fotografía| José María Zingoni
Definido por un estilo ecléctico, propio de inicios del siglo XX, el Teatro Colón es reconocido mundialmente por su calidad acústica y por el valor artístico de su construcción.

Entre las calles Cerrito, Viamonte, Tucumán y Libertad de la Ciudad de Buenos Aires, se encuentra uno de los mejores teatros del mundo, el ya centenario Teatro Colón.

A lo largo de su historia, convocó a los más prestigiosos músicos, cantantes, bailarines, vestuaristas y escenógrafos del planeta.

HISTORIA DEL TEATRO COLÓN

Fue inaugurado el 25 de mayo de 1908 con la ópera Aida de Giuseppe Verdi. El edificio se erigió para reemplazar al antiguo Teatro que se encontraba ubicado en la manzana que hoy ocupa el Banco Nación frente a la Plaza de Mayo, y que funcionó allí entre 1857 y 1888.

Su piedra fundamental se colocó el 25 de mayo de 1890. Esto, con la ambiciosa intención de inaugurarlo para la celebración de los 400 años del descubrimiento de América, que se cumpliría el 12 de octubre de 1892.

El proyecto inicial perteneció al arquitecto Francesco Tamburini, quién falleció en 1891. Fue sucedido por su socio, el arquitecto Víctor Meano, creador del Palacio del Congreso Argentino.

Meano introdujo algunas modificaciones al plan original y continuó con las obras hasta 1894, cuando la construcción comenzó a estancarse por cuestiones financieras. Tampoco vería finalizado el proyecto, ya que en 1904 sería asesinado por su ex mayordomo.

Mirá también
Nuevocentro Shopping. Un cambio de imagen para un icónico centro comercial Cordobés

A partir de aquí el Gobierno encargaró al arquitecto belga Jules Dormal la finalización de la obra. Este último, también realizaró varias modificaciones estructurales, imprimiendo un estilo francés en la decoración.

Finalmente, el 25 de mayo de 1908 se llevó a cabo la primera función a cargo de la Gran Compañía Lírica Italiana, en la sala principal del teatro.

No obstante, algunos sectores del edificio todavía no habían sido terminados, como el Salón Doradoy las marquesinas de hierro sobre las calles Libertad y Cerrito.

LA ENTRADA

Especial atención requiere el acceso principal del Teatro Colón. Este, se encuentra ubicado sobre la calle Libertad y cuenta con una marquesina de hierro forjado y vidrio.

El espacio conduce a un amplio foyer ornamentado con columnas y cuyas bases, de mármol rojo de Verona, están recubiertas de estuco. Imitando el mármol botticino.

El hall de casi 400 metros cuadrados cuenta con un vitral en forma de cúpula que se encuentra a 25 metros de altura. El mismo fue realizado por la casa Gaudin de París. La escalinata, a su vez,  fue construida en mármol de Carrara y cuenta con dos cabezas de león talladas.

La balaustrada fue realizada en mármoles amarillos y rosados de Siena y Portugal. Lo que le otorgan diferentes texturas y colores.

 SALÓN Y FOYERS

En cada presentación el Teatro Colón brinda al público, además de espectáculos de excelencia, la posibilidad de recorrer sus imponentes salones.

Mirá también
Edificio AEME. Geometría mezclada con un constante movimiento

Así, durante los intervalos es tradicional visitar, por ejemplo, el Foyer de los Bustos. Este, posee bustos de grandes compositores realizados por el reconocido escultor italiano Luis Trinchero.

También son famosos el Salón Blanco y el Salón Dorado. Este último, inspirado en el Grand Foyer de la Opera de París, ha sido decorado con un dorado a la hoja.

Sus columnas son talladas y posee arañas y vitrales de Gaudin con imágenes de Homero y Safo, además de contar con un exquisito mobiliario y una sucesión de espejos que lo hacen aún más impactante.

En este salón suelen realizarse conciertos de música de cámara, exposiciones, conferencias y otro tipo de actividades que generalmente cuentan con entrada libre y gratuita.

EL COLÓN EN NÚMEROS

La superficie del teatro abarca 8202 m2, 5006 correspondientes al edificio central y 3196 que pertenecen a dependencias bajo nivel del pasaje Arturo Toscanini, colindante al edificio del Colón.

La obra original contaba con 37884 m2 de superficie cubierta. Luego se realizaron ampliaciones, sobre todo a finales de los ’60, a cargo del arquitecto Mario Roberto Álvarez, que sumaron 12000 m2, alcanzando así una superficie cubierta de 58000 m2.

Su sala principal en herradura respeta los parámetros del teatro clásico francés e italiano. Esta planta se encuentra circundada con palcos hasta el tercer piso. La herradura cuenta con 29,25 mts en su diámetro menor, 32,65 en el mayor y 28 mts de alto.

Mirá también
Felicity Córdoba Shopping. Cuando la arquitectura promueve el encuentro

La capacidad es de 2478 localidades, más 700 lugares para espectadores de pie.

HISTÓRICA RESTAURACIÓN

Con el paso del tiempo,  el edificio del teatro sufrió deterioros  producto de la falta de mantenimiento e inversión,  el desgaste propio de sus materiales y la acción de agentes externos como la contaminación, la lluvia y la humedad.

Entre 2007 y 2010 se realizó una obra monumental de reparación donde trabajaron 1.500 personas para recuperar l60.000 m2, dotando a un edificio centenario con tecnología del siglo XXI.

El Gobierno porteño invirtió $ 340 millones en las obras. El gran desafío fue preservar la acústica de un teatro considerado como la mejor sala de ópera del mundo.

La obra se hizo de afuera hacia adentro y de arriba hacia abajo. Se inició con la recuperación de parte de los vitrales y los techos de zinc. Una de las tareas principales fue reforzar la estructura del edificio, debilitada por la humedad.

El 24 de mayo de 2010, como parte de las celebraciones por el Bicentenario de Argentina, tuvo lugar la reapertura del renovado Colón.

Guardar