Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Trendy. Los pop up stores llegaron para quedarse

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Las tiendas temporales o  Pop Up stores son espacios de venta que permanecen en un sitio por un tiempo limitado. Las principales marcas los eligen  como estrategia para conseguir mayor impacto, exclusividad y notoriedad.

Su nombre (pop-up) hace referencia a algo que surge «de la nada» y luego desaparece. Estas tiendas conceptuales siempre son fugaces. Esa es su esencia.

La tendencia surgió a fines de la década de los noventa en los Estados Unidos y en el Reino Unido. En nuestro país, desembarcó por varios motivos: para posicionar una marca, dar a conocer algún producto en particular, o bien brindar una experiencia de consumo diferente.

Playas desiertas, estacionamientos, recovecos en los shoppings, terrenos baldíos o galpones. Cualquier escenario es válido para las marcas que buscan generar no solo nuevos contenidos sino también explorar espacios y nuevas formas de acercarse a los usuarios.

El fenómeno de los Pop Up Stores da lugar a ingeniosas propuestas y cada vez son más las firmas que se suman a esta tendencia.

Levis, Uniqlo, H&M, Zara, Balenciaga, Lacoste, y la lista continúa. Todo parece indicar que los Pop Up Stores llegaron para quedarse.