Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
LogoDeckHeader
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Inicio » Casa 388. Vacíos y llenos que son atrapados por un gran techo suspendido en el aire

Casa 388. Vacíos y llenos que son atrapados por un gran techo suspendido en el aire

Casa 388, Obra Linda, TAM - Guillermo Elgart,

Por | TAM – Guillermo Elgart
Casa 388 tiene un plano horizontal suspendido sobre un terreno natural con pendiente. Estos dos elementos delimitan el vacío a trabajar. Dentro de este espacio contenido, se organizan volúmenes sueltos que delimitan las distintas funciones de vivir.

Casa 388, Obra Linda, TAM - Guillermo Elgart,

El terreno se ubica en un cul de sac circular, por lo que es una porción de círculo de 1350 metros con una fuerte pendiente que se eleva hacia el fondo. En el frente una pequeña plazoleta. Hacia el fondo un gran espacio verde que se abre al norte.

Casa 388, Obra Linda, TAM - Guillermo Elgart,

DESARROLLO

La materia más rica es el espacio verde circundante. El objetivo es atraparlo. El gran plano horizontal se extiende, atrapa el exterior y lo hace propio. Bajo el gran techo y con la función de protegerse de la calle se sitúa un zócalo cerrado de piedra que contiene el SUM.

Casa 388, Obra Linda, TAM - Guillermo Elgart,

Sobre el zócalo y bajo el techo, una planta libre con las funciones sociales que por el desnivel dominan la calle y hacia atrás salen directo a nivel de parque. Por otro lado, el sector de dormitorios semicubre los autos, se cobija bajo el gran techo y también domina la calle.

Casa 388, Obra Linda, TAM - Guillermo Elgart,

En corte, los espacios se van concatenando y relacionando, logrando diagonales constantes que rompen la caja. Desde los dormitorios se tiene dominio visual del sum que está a dos niveles abajo y a 20 metros de distancia.

Mirá también
Casa TO. Un oasis de arquitectura para sumergirse en un estado de absoluta reflexión
Casa 388, Obra Linda, TAM - Guillermo Elgart,

Vacíos y llenos son atrapados por el plano negro. A esto se le suma una figura (terraza verde) que se clava en la carpintería del estar-comedor y por su inclinación protege la privacidad y dirige la mirada al cielo.

Casa 388, Obra Linda, TAM - Guillermo Elgart,

INVESTIGACIÓN

Plano de piso, plano de techo suspendido y así la generación de un espacio donde las funciones se mueven libremente dentro de él. Estar, circular. Adentro, afuera. La línea que define el interior y el exterior se mueve libremente bajo él. Trabajo con fugas espaciales constantes y en todas direcciones a medida que se pasea bajo una gran cubierta.

Casa 388, Obra Linda, TAM - Guillermo Elgart,

Investigar la multiplicidad de situaciones espaciales fue la premisa de este trabajo. Vincularse con lo natural es el comienzo de esta obra. Crear un espacio propio, protegido, privado de la continuidad de visuales de los barrios privados.

Casa 388, Obra Linda, TAM - Guillermo Elgart,

Casa 388 se desarrolla en medios niveles vinculados por un sistema de rampas, que primero es exterior y luego se continúa en el interior. El primer tramo se amolda al terreno natural y llega al punto de ingreso o planta social. De acá se puede seguir con el recorrido en rampa que conduce al sector de dormitorios.

Casa 388, Obra Linda, TAM - Guillermo Elgart,

La relación más buscada es la espacial. La cubierta omnipresente vincula todos los espacios y los ordena. Todos están bajo ella. Los de estar y los de circular. Las rampas pasean bajo ella y nos dejan en los diferentes lugares que se miran entre sí. La mirada pasea por diferentes niveles y observa siempre al verde que le da sentido a la tipología adoptada.

Mirá también
Casa JR. Una vivienda de fin de semana rodeada de naturaleza
Casa 388, Obra Linda, TAM - Guillermo Elgart,

FICHA TÉCNICA
Arquitectos: TAM – Guillermo Elgart.
Ubicación:
Mar del Plata, Argentina.
Área del proyecto: 296 metros cuadrados.
Año del proyecto: 2018.
Fotografía: Obra Linda (Cecilia Ines Pallin López, Pedro Ferrando).