Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Ambientes románticos. Decoración y armonía

Promoviendo una impronta de fresca suavidad, la decoración romántica propone interesantes y delicados detalles logrando espacios en perfecta armonía.

Asociados al gusto femenino, estos espacios se caracterizan por la suavidad de los géneros y las tonalidades pasteles, como los verdes, lilas, rosas, beige y blancos. Se identifican por tener muebles reciclados, de madera natural o pintada en blancos lavados, con textiles de fuerte presencia con mucha textura que enfatizan la característica del Romántico.

Para las ventanas, los cortinados son creados a base de la conjunción de géneros livianos combinados con estampas en los cortinados pesados. La organza o el lino en las cortinas, así como los tejidos suaves y suntuosos de algodón o seda para manteles o complementos textiles son típicos de este estilo.

La pasamanería cobra mucho peso en los cortinados al igual que los sillones con las tachas y el capitoné. Para la iluminación las arañas de cristal con pantallas de gasa plisada otorgan aires de romanticismo y mucho glamour. En tanto, el mármol y los espejos biselados suman protagonismo a la obra.

La pintura para una decoración romántica se trabaja en las tonalidades blancas o beige, los colores claros y cálidos en papeles pintados, maderas también en tonos claros y motivos florales y vegetales en distintos elementos conforman los basamentos de esta estética.