Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
Search
Close this search box.
Inicio » La luz como protagonista. Consejos para iluminar tu dormitorio

La luz como protagonista. Consejos para iluminar tu dormitorio

Habitaciones

Los dormitorios son un mundo diferente: algunos son compartidos, otros iluminan noches desveladas de estudio; hay quienes usan el cuarto para ver películas cada sábado y otros lo usan exclusivamente para descansar.

Los diferentes usos no pueden iluminarse de la misma manera, por eso te traemos estos consejos para encontrar la solución que mejor se amolde a tu estilo de vida.

CLAVES PARA DORMITORIOS CON ONDA

#1. Si te gusta leer en la cama, y además vivís en pareja, es importante iluminar tu dormitorio de manera que puedas realizar actividades sin molestar al otro: por ejemplo, con lámparas a ambos lados de la cama y en las mesitas de noche para leer sin despertar a nadie, o colocando una luz tenue sobre el armario para vestirte cada mañana sin alterar la hora de levantarse de tu pareja.

#2. Si sos de los que estudian en la habitación, será necesario una buena luz de en tu escritorio para las noches en vela, combinada con el resto de luces que iluminen tu dormitorio. No olvides colocarla del lado contrario al que escribas para no proyectar sombras.

#3. Si tu dormitorio es tu principal espacio de relajación, donde ves la tele o donde simplemente, te recostás a no hacer nada, intentá tener una buena combinación de luces: una luz general potente, una luz tenue para ver películas y una luz dirigida para leer en la cama antes de dormir.

LA LUZ EN EL CENTRO DE LA ESCENA

Sea cual sea la función que le das a tu dormitorio, la luz natural debe ser siempre la principal fuente de luz; no consume nada y es irremplazable por cualquier otra. No te olvides nunca de orientar tu dormitorio en relación con tu ventana, agrandarás el espacio disponible y el ambiente será mucho más luminoso.

Para un descanso profundo de verdad, lo más recomendable es dormir a oscuras. Si tu ventana no cuenta con persianas que oculten la luz de la calle o los rayos de sol antes de levantarte cada mañana, la solución está en colocar unas cortinas gruesas que filtren toda posible intromisión de luz.

Mirá también
Studio Loft. Un antiguo taller de pintor transformado en un departamento contemporáneo