Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Mirador Aula. Una experiencia única para disfrutar del bosque en primera persona

Mirador Aula
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Por | Al Borde
La primera intervención del plan maestro del Bosque Protector Cerro Blanco confronta a sus usuarios con la magnitud del bosque. Está pensado para que la experiencia de ser la primera persona en el frente, pueda ser colectiva.

La circulación central termina en un remate desde el cual un guía o un profesor pueden dar indicaciones a un grupo distribuido en las dos alas laterales. De esta manera, se transforma en Mirador Aula para la conveniencia de los grupos escolares, los cuales representan el mayor público que visita el parque.

Mirador Aula

Al ser el primer proyecto del plan, el mirador actuó como un prototipo que permitió entender los alcances de la tecnología. Se utilizan piezas de madera comunes y se las ensambla de manera sencilla para hacer algo que no es común, ni sencillo. La arquitectura prescinde de acabados y su forma más primitiva es suficiente para envolverlos.

Mirador Aula ni siquiera está pintado, su oscuridad se debe a un método de preservación de la madera en que se quema la capa superficial. Esta se mineraliza y la protege de pestes que la pudieran atacar.

Mirador Aula

La estructura de madera que permite contemplar el paisaje, está protegida por un textil impregnado de mortero cementicio sostenido por una estructura tensada.

El Centro de Innovación de Holcim, conocedor de las múltiples bondades de una cubierta cementicia, investigó y desarrolló una cubierta de geometría adaptativa híbrida. Empleando un mortero de alta resistencia proyectado sobre un textil. 

Mirador Aula

MIRADOR AULA SE REFUERZA GRACIAS AL ENCOFRADO TEXTIL

Basados en investigación bibliográfica, el uso de un encofrado textil flexible data de los años posteriores a la Primera Guerra Mundial, en donde hizo su primera aparición con la utilización de tejidos orgánicos para aplicaciones de ingeniería marina y geotecnia.

Con este punto de partida, se realizaron múltiples pruebas en el laboratorio evaluando textiles de distintos materiales, rigideces, elongación para comprobar la compatibilidad y adherencia con el mortero cementicio. El textil haría la función de un “encofrado” aerosuspendido.

Mirador Aula

El mortero fue técnicamente diseñado para obtener altas resistencias iniciales. Fluidez necesaria para la proyección y la consistencia necesaria para adherirse. Y adicionalmente, proveer baja permeabilidad en estado endurecido protegiendo al textil del intemperismo y degradación a rayos UV.

Mirador Aula

Varios prototipos fueron ejecutados en campo y laboratorio hasta establecer la metodología de proyección, inclinaciones máximas permitidas del textil, y secuencia de colocación por capas. Previo a la colocación definitiva sobre Mirador Aula.

Esta cubierta ofrece una gran ventaja frente a las tradicionales ya que no sólo protege la durabilidad del mirador. Sino que adicionalmente mediante un análisis de ciclo de vida se pudo determinar una reducción del 68% de huella de carbono embebida en sus materiales con respecto a una cubierta de tejas de concreto por metro cuadrado.

Mirador Aula

FICHA TÉCNICA
Arquitectos:
Al Borde.
Ubicación: Guayaquil, Ecuador.
Año del proyecto: 2021.
Fotografía: JAG Studio, María Verónica Paszkiewicz.

Notas relacionadas

Lo más visto

Destacado del mes