Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
LogoDeckHeader
Search
Close this search box.
Inicio » Casa Lavra. Perfecta comunión entre el espacio y sus habitantes

Casa Lavra. Perfecta comunión entre el espacio y sus habitantes

Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

Por | Ricardo Azevedo Arquitecto | Fotografía | Ivo Tavares Studio
Casa Lavra es el reflejo de la relación que la arquitectura puede crear entre el espacio y el cliente. Ninguna vivienda es igual y, en esta en particular, el arquitecto Ricardo Azevedo se dio cuenta de que diseñó el proyecto “con entusiasmo en el lugar mismo”. Cuanto antes el arquitecto conoció la realidad y a las personas, más rápido las líneas se deslizaron desde el boceto hasta la ejecución, sin etapas intermedias.

Este enfoque fue posible debido a la relación interna entre el arquitecto y el cliente. “Hablábamos el mismo idioma, sin saber cómo”. Por esta razón, hubo total libertad dentro del proyecto. 

Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

El arquitecto agrega: “los mejores resultados ocurren cuando alguien confía en nosotros. Es difícil porque diseñar es predecir el futuro. Aquí tuvimos total libertad, solo el marco de tiempo y el hecho de que estábamos construyendo simultáneamente podían restringirnos”. 

Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

Para que todo esto fuera posible, “en algún lugar del proceso, siempre hay alguien que ayuda mis aspiraciones arriesgadas y enredadas, con quien la suma total debe ser armoniosa. Desde el boceto hasta la ejecución. Desde Ricardo Azevedo hasta Paulo Oliveira”.

La evolución del proyecto tiene como base la resolución de problemas que fueron identificados en un análisis de la preexistencia. Una propiedad de los años 80, con una línea tradicional, arcos, un zócalo donde el hogar se posaba y un jardín a su alrededor. 

Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

Por lo general, cuando se pensó en la rehabilitación arquitectónica, hay una consideración histórica. Sin embargo, hay muchas construcciones sin valor arquitectónico, como era el caso. 

Mirá también
Casa Molinete. Una vivienda enclavada en un claro de un bosque de robles
Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

La relación entre el interior y el exterior no existía. “Había una sensación de distancia entre las realidades”. Había una necesidad de conectar estos dos entornos, para surgir y convertirse en uno.

Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

El interior se convierte en exterior y viceversa, dentro de las relaciones del programa. Por lo tanto, el concepto del proyecto se basa en el deseo de estar simultáneamente dentro y fuera sin identificar sus límites.

El hall de entrada, la expansión del área de estar y un nuevo volumen social definen los tres volúmenes claros que se elevan desde la base, sin romper la relación con la naturaleza prevista. Esta expansión del programa refuerza la intención de vincular el interior y el exterior.

Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

Pensar en la naturaleza circundante lleva a un juego sensorial en los diferentes espacios. Cada uno de ellos pertenece a un entorno específico, visto a través de la especie elegida y su carácter. 

Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

Por ejemplo, se puede ver el aspecto social rodeado de la exuberancia tropical y el mármol texturado, lo que le da al interior de la vivienda una atmósfera distintiva.

Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

“Es el hogar de un jardinero. Un hombre que pertenece a los árboles, al cedro, a los arces, a la brisa del aire. La vivienda no puede contenerlo. Estos espacios se convierten en una casa sin paredes. El jardín era un espacio en blanco que el cliente moldeó como un escultor talla una piedra bruta en un diamante”.

En cuanto a la distribución de Casa Lavra, la estrategia fue unificar y reunir todas las secciones del programa en orden. Las suites se les otorga el sentido de tranquilidad y privacidad necesarios. Mientras que las salas de estar se conectan en armonía con la encantadora área de la piscina, que se despliega en diferentes niveles. Con materiales exquisitos y una pared que se convierte en una cascada, proporcionando un relajante sonido de agua.

Mirá también
Casa de ladrillo blanco. Una vivienda construida con precisión y refinamiento por albañiles-artesanos
Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

La excepción a la regla está en la sala de estar, que se transforma en un porche. Una escultura de Paulo Neves que, al abrirse, brinda una experiencia de cata de vinos, una puerta tallada, una sensación orgánica, que proporciona una experiencia sorprendente dentro del jardín exterior.

Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

A pesar de que Casa Lavra estaba cerca del mar, hasta ahora no había ninguna vista de él. Recordando la dicotomía de la “separación de realidades”. Para resolver esta limitación, se construyó una suite con un balcón. Un segundo piso se superpone, brindando cercanía al horizonte. 

Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

En palabras del arquitecto Ricardo: “A partir de ahora, la vivienda vislumbra el mar. El mar estaba cerca, pero no se podía ver. Ahora los barcos que esperan en el Puerto de Leixões son el fondo de una pared de vidrio que se abre hacia el horizonte”.

Casa Lavra, Ricardo Azevedo Arquitecto, Ivo Tavares Studio

FICHA TÉCNICA.
Arquitectura: Ricardo Azevedo Arquitecto.

Ubicación: Lavra, Portugal.
Año: 2021.
Área: 940 metros cuadrados.
Fotografía: Ivo Tavares Studio.