Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Volúmenes con lenguaje propio. Una vivienda que sorprende por sus formas

Por| OON Architecture | Fotografía | Alejandro Peral
Casa Marble está ubicada en el barrio El Golf de Nordelta. Se implanta en un lote cuyo fondo tiene continuidad con un campo de golf que asegura una apertura visual total al paisaje circundante. 

Naturalmente los datos más obvios a tener en cuenta en un primer acercamiento a la idea son los datos duros que ofrece el terreno. Estos son: orientación, visuales, formas de acceso y contexto. 

Pero en este caso la exploración formal y la búsqueda de nuevas formas marcan el eje del proyecto. La idea de la casa y la respuesta a estos condicionantes viajan por vías paralelas. Asimismo, deben confluir finalmente de manera equilibrada como una traducción de nuestro pensamiento arquitectónico. 

Se planteó la búsqueda de un lenguaje propio basado en la utilización de volúmenes claros apoyados unos sobre otros. Formas puras con la posibilidad de ser deslizadas, trabajadas y vaciadas. Capaces de dar como resultado lugares para ser habitados. 

TRES PILARES COMPOSITIVOS DAN VIDA A LA CASA MARBLE

A primera vista se destacan tres claras piezas compositivas que corresponden a cada uno de los volúmenes programáticos de la vivienda: Área social – Área privada – Área de servicios. 

La diferenciación programática se da esta vez volumétricamente y no a través de materiales. Esto se debe a que se utilizó la marmeta de travertino como revestimiento único y como elemento integrador del proyecto. 

Grandes placas de travertino cortado a la veta invaden las envolventes de la casa. Logrando que se convierta prácticamente en un elemento monolítico e inédito. 

Su terminación es desigual y estriada. Las variaciones tonales a lo largo de las vetas y sus imperfecciones no solo les dan calidez a las líneas puras de la casa, sino que también le dan su nombre. 

Los volúmenes aparecen sin vanos, ni recortes. Más bien algunas de sus caras se desmaterializan. Así, se ocupan con grandes superficies virtuales y grandes paños vidriados. Manteniendo la continuidad de losas y paredes para generar envolventes. 

El volumen principal flota en planta alta. Se apoya sobre otros dos en planta baja que se desplazan, uno hacia el frente y otro hacia el lateral. Este contiene a la suite principal que mira hacia el golf. También dos dormitorios más en suite que miran hacia el frente.

Los cuerpos inferiores se deslizan de forma tal que el superior flote hacia el frente generando el semicubierto de acceso, y hacia el contrafrente conformando una gran galería despojada de apoyos. 

El volumen que crece hacia el frente contiene el servicio. Es el más ciego de todos y se despega del suelo con una gran ménsula que crece en diagonal y muestra la cochera. 

LIBERTAD FORMAL Y PLANOS INCLINADOS

A lo largo de su recorrido nos aproximamos hacia la casa a través de una lengua que flota sobre un espejo de agua delimitado por la plaza de acceso que nos recibe en el frente del terreno.

 Al entrar, una raja en doble altura se genera en el encuentro entre los volúmenes que marcan el eje central de la casa y contiene el núcleo vertical que vincula las plantas. 

Los solados interiores en todo momento se transforman en exteriores, permitiendo una relación inmediata con la piscina que coloniza los espacios exteriores más próximos y vincula a la casa con el jardín.

 La libertad formal que dan los volúmenes apoyados permite la presencia de planos inclinados y de cortes en diagonal que potencian la volumetría y a través de voladizos filtra la luz solar directa donde se lo necesita.

FICHA TÉCNICA
Proyecto: OON Architecture
Ubicación: Tigre, Argentina.
Area: 520 m².
Fotografías: Alejandro Peral.

Notas relacionadas

 Notas relacionadas