Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Residencia Sibipirunas. Otto Felix reinventa el concepto de casa de campo

FEATURED IMAGE  CA   alta

Por | Studio Otto Felix | Fotografía | Danilo Machado
Otto Felix, un arquitecto conocido por las líneas singulares y expresivas que emergen de sus bocetos, estuvo presente en la edición 2019 de CASACOR San Pablo, que tuvo como tema “Planeta Casa”.

otto felix

De una manera única, el arquitecto tradujo el concepto del evento en un espacio de 250 metros cuadrados que respira líneas rectas y combina armónicamente un tono rústico con el supremo atractivo contemporáneo.

otto felix

Casa Sibipirunas dividida en una sala de estar con chimenea, cocina y una habitación con armario, instiga una vivienda más reflexiva y desconectada, donde se estableció como referencia la propuesta de una vida más simple.

Al proponer un proyecto arquitectónico contemporáneo que, en términos técnicos, puede considerarse ligero y fácil de ejecutar, la residencia se basó en tres elementos principales: vidrio, yeso y travertino romano. La fuerte presencia de estos materiales reinventa el concepto de casa de campo y crea una lectura mucho más moderna, minimalista y reconocida.

otto felix

Creada por medio de piezas estructurales de metal, con cierre de vidrio en los espacios restantes, la casa fue ejecutada por Lock Engenharia. En su interior se integran de manera poética y orgánica dos árboles que ya existían en el lugar.

otto felix
otto felix

En la entrada, el visitante es guiado por una pasarela de madera y un jardín verde, que ofrece una recepción tropical. El paisaje, diseñado por Daniel Nunes, se perpetúa en los interiores gracias a la arquitectura transparente diseñada por el arquitecto. El techo, en escayola, permite la entrada de luz solar y crea un interesante juego de luces y sombras. Por la noche, la iluminación que impregna los pilares del edificio crea una atmósfera escénica y resalta la estructura del entorno.

Mirá también
Casa Nubes. Una vivienda de estilo industrial pensada como galpón de montaña
otto felix

El salón tiene una chimenea, que acoge junto al fuego -un elemento vital que contrasta el pasado y el presente. Junto a la alfombra delimita el lugar, rompe el paradigma y divide los espacios, que se comunican entre sí con muebles cuidadosamente seleccionados y dispuestos con proporciones similares de confort y sofisticación.

otto felix

LA DISPOSICIÓN DE OTTO FELIX SOBRE EL ESPACIO

El mobiliario es un capítulo separado: elegante y sobrio, con tonos más oscuros y cálidos, y que interactúan con el resto de la composición del proyecto. La mesa de comedor con patas de latón y encimera de granito rústico es un diseño original del arquitecto.

Para vincular el concepto de una manera única, el arquitecto utilizó elementos y obras que ya existían, o que se crearon por artistas locales especialmente para el proyecto. Los jarrones de cerámica de Cacá Deleva, los tapices de Juliana Maia y los de Tida Ricco completan la narración. Además, las pinturas con yeso, crearon una intervención artística que nos devuelve a la infancia y a tiempos más simples. Cada uno con sus singularidades, transgrede la fragilidad de los tiempos.

Inspirado por las soluciones de los años 40 y 50, se incluyó como referencia los pisos de cerámica roja que se encuentran en los edificios antiguos de São Paulo. Lo que estaba de moda en ese momento, finalmente se olvidó y se reemplazó. El arquitecto recreó la paginación con fragmentos de travertino romano, a partir de la reutilización de las sobras de una tienda de mármol.

Mirá también
Casa lego. Una vivienda introspectiva, que preserva cuidadosamente las visuales

Además de presentar una de las facetas sostenibles del proyecto, constituye el banco de la cocina minimalista. Por lo que es una especie de ruina que se confunde con una intervención artística. Las puertas almacenan los electrodomésticos y gabinetes de una manera elegante y sutil.

La suite principal también cuenta con piezas de diseño de autor. Como la cabecera y la base de la cama, además del gran armario cubierto de gamuza, dividido entre nichos y estantes.

El baño sigue el concepto de ruina y se eleva orgánicamente del piso, enmarcando la caja y la bañera Deca. Un gran espejo que aparece en el fondo crea la sensación de ver salir o ponerse el sol, dependiendo del momento en que se ve.

FICHA TÉCNICA
Arquitectura:
Studio Otto Felix.
Ubicación: Cidade Jardim, Brasil.
Área proyecto: 250 metros cuadrados.
Año proyecto: 2019.
Fotografía: Denilson Machado.