Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Inicio » Templos sagrados. Un paseo místico

Templos sagrados. Un paseo místico

Fotos | @experienceegypt
Desde los comienzos de la civilización, los templos han desempeñado un papel importante, no solo en el tejido de numerosas religiones sino también en el sustento de las comunidades.

En muchos sentidos, los templos antiguos y célebres también actúan como recordatorios de la historia de una región. Son a su vez, ejemplos altísimos de sus estilos arquitectónicos clásicos. Les mostramos algunos en los que vale la pena detenerse.

Templo de Ranakpur Jain en Pali, India

Es considerado como uno de los lugares más sagrados del jainismo. Las 24 salas con pilares y las 1444 columnas de este maravilloso templo en Ranakpur están talladas a mano completamente en piedra de ámbar.

La tradición local afirma que un empresario jainista comenzó la construcción del templo en el siglo XV. Dicen, que se inspiró luego de experimentar una visión divina. Cada pilar cuenta una historia diferente con criaturas y motivos únicos grabados en la intrincada arquitectura.

Templo de Wat Rong Khun en Chiang Rai, Tailandia

El célebre artista tailandés Chalermchai Kosipipat diseñó y financió el sitio. Fue construido sobre las ruinas de un templo budista, para honrar la pureza de Buda mientras se duplica como una excéntrica obra de arte que se inauguró en 1997.

Los mosaicos y las esculturas de la fachada son completamente blancos, los interiores estallan con color gracias a un conjunto de murales.

Mirá también
Bark Air. Llega la primera aerolínea exclusiva para perros

Templo del Cielo en Pekín, China

Es una elaborada torre construida a las afueras de la Ciudad Prohibida. El Templo del Cielo surgió a principios del siglo XV bajo el gobierno del emperador Yongle. La magnífica estructura sirvió como sede principal para que los emperadores de las dinastías Ming y Qing celebraran ceremonias de oración anuales por buenas cosechas y expiación.

Templo Pagoda de Shwedagon en Rangún, Myanmar

Brillando a la luz del sol en lo alto de Yangon, la pagoda de Shwedagon se erige como el templo budista más antiguo del mundo. Según la leyenda local, un día dos hermanos se encontraron con el Buda debajo de un árbol. Sorprendidos, le ofrecieron comida.

El Buda, encantado con su oferta, les regaló exactamente ocho de sus cabellos. Los hermanos los llevaron en un cofre de rubíes a lo que ahora es Myanmar. A partir de ahí, el Rey de Yangon encargó la construcción del templo. Pidió que fuera enchapado en oro y con incrustaciones de piedras preciosas donde finalmente se sepultarían los cabellos sagrados.

Templo de Abu Simbel en Egipto

El faraón Ramsés II encargó los dos enormes templos de roca en Abu Simbel. Buscaba mostrar su naturaleza divina y presentar sus respetos a los dioses Ra-Horakty y Ptah, la diosa Hathor y su esposa, la reina Nefertari.

Mirá también
Lago Kawaguchiko. Un espejo natural a los pies del Monte Fuji

Las cuatro figuras colosales sentadas en la entrada de esta estructura de piedra arenisca representan a Ramsés. Además hay una imagen grabada de Re-Horakhty sobre la entrada

Templo Wat Benchamabophit Dusitvanaram en Bangkok, Tailandia

Cada llamativo frontón alto, remate ornamentado y sala elaborada del templo más célebre de Bangkok está construido completamente con mármol italiano de carrara. Esta característica le valió el apodo de «Templo de mármol».

El príncipe Narisara Nuvadtivongs, medio hermano del rey Chulalongkorn el Grande, comenzó a diseñar el templo en 1899. Durante los siguientes 11 años, la gran estructura, con más de 52 estatuas de Buda sobre pilares y vidrieras con imágenes de los ángeles tailandeses, cobró vida