Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
Search
Close this search box.
Inicio » Casa detrás de un muro. Una vivienda que preserva la intimidad de sus moradores

Casa detrás de un muro. Una vivienda que preserva la intimidad de sus moradores

Casa detrás de un muro, La Mirateca, Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura

Por | La Mirateca
‘Casa detrás de un muro’ es un proyecto resuelto en base a la condición inicial de dar una respuesta opaca a su relación con la vía pública capaz de permitir una mayor intimidad a los usuarios. También un funcionamiento interno más cómodo sin la necesidad de estar condicionado por lo que sucede en el exterior.

Casa detrás de un muro, La Mirateca, Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura

La ausencia del hueco en fachada implica crear herramientas propias para resolver la organización del programa y resolver con la misma construcción lo eliminado por la premisa de partida.

Casa detrás de un muro, La Mirateca, Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura

La parcela en la que se ubica el proyecto carece de trazas orográficas capaces de condicionar la edificación. Solo, una plataforma artificial creada con anterioridad es el único elemento significativo y el punto donde el esquema se apoya.

Casa detrás de un muro, La Mirateca, Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura
Casa detrás de un muro, La Mirateca, Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura

Tres patios resuelven el funcionamiento de los usos de noche. Y un espacio exterior configurado por la edificación y las medianeras dotan a un doble espacio de usos comunes de una resguardada zona exterior.

Casa detrás de un muro, La Mirateca, Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura
Casa detrás de un muro, La Mirateca, Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura

El hormigón permite resolver la rotunda respuesta al exterior de Casa detrás de un muro. A la vez que crea la posibilidad de que la edificación se encuentre puntualmente con el terreno, asimilando con naturalidad la orografía artificial creada en la parcela para que haya continuidad entre los diferentes niveles.

El hormigón y su propia construcción condicionan la forma de la edificación. A la vez que permite moldearse plásticamente para que la transición entre las diferentes alturas sea continua y no fraccionada mediante una ortodoxa superposición de forjados.

Mirá también
Casa Jungla. Diálogo continuo entre el entorno natural y el espacio construido
Casa detrás de un muro, La Mirateca, Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura

En este sentido, la fachada principal se transforma en una gran viga de canto de 24 metros capaz de sobrevolar el terreno, crear bajo ella una zona en sombra y ocultar tras ella los espacios más íntimos del hábitat.

Casa detrás de un muro, La Mirateca, Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura

Posteriormente da cabida al acceso mediante una rampa que prosigue con la idea de dar continuidad espacial a los elementos exteriores. A la vez que permite de una manera pausada contemplar el acceso y su apertura al paisaje de la lejana ciudad. En su encuentro con la zona de día el cerramiento desaparece y se transforma en elementos acristalados de gran formato resolviendo de esta forma una inmediata relación interior – exterior.

Casa detrás de un muro, La Mirateca, Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura

El hormigón así, permite al proyecto no ser una única respuesta y transformarse conforme demande el contexto generado por los diferentes elementos.

Casa detrás de un muro, La Mirateca, Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura

FICHA TÉCNICA
Arquitectos:
La Mirateca.

Ubicación: Elche, España.
Área del proyecto: 347 metros cuadrados.
Año del proyecto: 2022.
Fotografía: Alejandro Gómez Vives Fotografía de Arquitectura.