Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Especial Navidad. Tips e ideas para decorar tu hogar

Por |María Paz Valerga | Diseñadora de Interiores 
Llega la época de las fiestas y queremos llenar de magia nuestros espacios. Hay muchas variantes y estilos para ambientar tu hogar y armar tu mesa festiva.

Es importante que el resto de tu casa se encuentre acorde al estilo elegido, aunque en la mayoría de los casos podemos adaptar el estilo a diversos interiores.

Por ejemplo, no podrás elegir el estilo nórdico si las paredes de tus espacios están pintadas con colores fuertes y llamativos. Por eso, a continuación veremos varias opciones para que elijas la que más combine con tu hogar o la que más te guste.

#1. Navidad Nórdica
Cada vez son más aquellos que se animan al estilo escandinavo navideño. Se caracteriza por ser luminoso, sin perder calidez, simple pero delicado. La paleta de color que permite es neutra: blancos, grises, crudos, aceptando detalles (dejando de lado el lujo) en plata o dorado. De una forma sutil, con tonos suaves y maderas naturales, logra rincones llenos de magia, que huyen del exceso.

Árboles de madera o de tela, árboles secos o ramas con luces, sustituyen a los tradicionales. Los adornos sencillos y fáciles de hacer uno mismo en casa, le dan ese toque artesanal único (ramas, arpillera, elementos de la naturaleza). Si bien la madera natural se hace presente en este estilo, a diferencia del rústico, la tonalidad debe ser bien clara y cálida, evitando utilizarla en exceso, reservándola solo para algunos elementos. 

#2. Navidad a puro color
Si lo que estás buscando es una deco navideña única y original, incorporá colores vivos y adornos alegres. Además incluyen elementos que vienen marcando tendencia, como los cactus, los flamencos, las piñas.

Este tipo de decoración se caracteriza por la combinación de diferentes colores llamativos. ¡Elejí tus preferidos! Algunas combinaciones alegres: verde manzana-rosa-turmalina, naranja-rojo-turquesa, violeta-fucsia-verde manzana. Las combinaciones que podes hacer son muchísimas, pero no recomiendo utilizar más de tres tonos para que haya cierta uniformidad en la decoración y evitar recargar.

No pueden faltar: todo tipo de adornos coloridos con un toque infantil. Bastones de caramelo, galletas animadas, simpáticos muñecos de nieve, Papá Noel, renos, osos, golosinas, confeti, juguetes y toda clase de adornos divertidos.

Otra opción es partir de un solo color y ambientar la deco navideña con distintas variantes de ese color. Por ejemplo azul, celeste, turquesa.

#3. Navidad rústica/campestre
Ideal para los que tengan pensado armar las mesas en el patio/jardín. La decoración navideña campestre, combina materiales naturales y rústicos: ramas de árboles, arpilleras, ratán, mimbre, piñas, frutos secos, hojas de abeto y papel madera. Con guirnaldas de luces, faroles y velas se obtiene un resultado cálido y acogedor.

Decorar la mesa con un aire de campo aporta naturalidad a nuestra forma de vivir la navidad. En este estilo, los elementos decorativos con brillos y destellos luminosos se cambian por texturas y telas rústicas.

Elige manteles de lino o alguna tela más bien rústica de colores naturales como el crudo, beige o la gama de los tostados. En cuanto a la vajilla, la loza blanca se destacará sobre los elementos rústicos. Utiliza una cristalería y cubertería sencillas pero de calidad (si son antiguas o vintage, mucho mejor). Estos últimos elementos son los que aportarán una sutil elegancia.

Mesas desnudas: Otra opción es prescindir del mantel. Dejá tu mesa de madera al descubierto. Podés colocar un camino a lo largo de la misma (de lino o alguna rústica en color crudo), para colocar flores (blancas), ramitas con hojas (de pino, olivo, etc.) y las infaltables velas, para lograr un buen clima navideño.

Utilizar cajas de madera o mimbre y elementos vintage puede ser una gran idea para complementar la parte de abajo del árbol y demás rincones de tu hogar.

#4. Navidad tradicional
Si te apasiona la navidad más tradicional, seguro que este es tu estilo favorito para decorar tu casa en esta época del año. No pueden faltar: las bolas y lazos rojos en el árbol, las velas en la mesa…El rojo es el color estrella, ya que lo relacionamos directamente con Papá Noel, por lo que además, todos los adornos que hagan referencia a este personaje encajarán a la perfección con este estilo (los renos de Santa, los duendes o los muñecos de nieve).

La mesa navideña más tradicional se viste de rojo, blanco, verde y destellos plata/oro. Podés elegir un mantel estampado o liso. Tené en cuenta que, cuando termines de poner todos los elementos, apenas quedará espacio libre. Por eso apostar por la sencillez siempre será un acierto.

Si incorporás un mantel estampado, las servilletas deberán ser lisas. La vajilla, recomiendo que sea blanca. Si preferís que lleve un detalle decorativo, colocala sobre un mantel blanco.

Para los centros de mesa y los detalles decorativos, incorporá verde natural, como ramitas de pino, para darle frescura a tu ambientación. Deja de lado elementos plásticos y artificiales. Las velas, en color blanco o con destellos en plata/oro, aportarán delicadez (evitar velas rojas/verdes).

#5. Navidad con destellos: Elegante
Se trata de una ambientación mágica y festiva, que se ve enriquecida por el brillo de los materiales/objetos decorativos. Depende nuestros gustos, podemos hacerla más sofisticada/elegante/lujosa o más moderna/divertida.
Tonos: dorado o plateado. Debes elegir uno u otro y, en función de ello, los tonos con los que lo vas a combinar: blanco (más delicado) o negro (más glamoroso).

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por María Paz Interiores (@mariapaz.interiores) el

No pueden faltar: los adornos delicados tanto en la mesa como en el árbol (moños, bolas u otros elementos, jugando con la misma tonalidad, aumentando o disminuyendo brillos), así como una iluminación sutil y elegante (nada de luces de colores, mantener luz cálida). Para el árbol, reemplazá el espumillón por cadenetas plateadas o doradas, así como detalles delicados como lágrimas y adornos de cristal.

Manteles y servilletas en blanco, con transparencias o bordados si se quiere. Vajilla con algún detalle delicado, como un pequeño filo en plata/oro, copas de cristal tallado antiguas o más bien modernas/simples. Podés incorporar también platos de sitio plateados para que resalte la vajilla. Por último, para completar la mesa, agregá candelabros y portavelas.

Para una ambientación más glamorosa combina los brillos dorados con negro (servilletas o mantel), ya que además hará que tu decoración se vea más moderna, juvenil y atrevida. Si te animás a incorporar elementos a lunares, te aseguro que no te vas a arrepentir.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por María Paz Interiores (@mariapaz.interiores) el

TIPS. Salpicá el mantel con cuentas de cristal para decorarlo, o utiliza adornos que te hayan quedado de decorar el árbol, también de este material. ¡Ojo con los colores! Solo blanco, oro y plata.

#TIPS EXTRA. Detalles fáciles para decorar tu mesa que son tendencia:

-Macetas pequeñas con suculentas pintadas de blanco/dorado/plateado.

-Frascos con velitas o flores.

-Enroscar, para colocar arriba de cada plato, una servilleta de tela blanca, con una soguita de yute. Hacer un moñito o lazo, y colocar debajo del mismo una ramita con hojitas, por ejemplo de pino.

-Rodajas de troncos con velas encima.

-Formar círculos/aros de ramitas de olivo, romero, pino, o lo que más te guste. Atar los extremos con hilo rústico.

-Colocar a lo largo de tu mesa, formando un camino, ramitas de pinos con piñas y portavelas/frascos con velas.