Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
LogoDeckHeader
Search
Close this search box.
Inicio » Hacienda Tamchen. Un diálogo arquitectónico entre épocas en Yucatán

Hacienda Tamchen. Un diálogo arquitectónico entre épocas en Yucatán

Hacienda Tamchen, Mérida, Muñoz Arquitectos, Mexico

Fotografía| @rubenortiz___ / Muñoz Arquitectos
Ubicada a menos de una hora de la pintoresca ciudad yucateca de Mérida, la majestuosa Hacienda Tamchen emerge como un tesoro arquitectónico que nos remonta al siglo XVII.

Su legado histórico se manifiesta en cada rincón, una historia que ha sido cuidadosamente rescatada y rejuvenecida a través de un proceso de restauración exquisito.

La magia detrás de esta transformación es cortesía del equipo de Muñoz Arquitectos, que ha sabido enriquecer la esencia centenaria con un toque contemporáneo.

Así, la arquitectura maya se fusiona con la opulencia moderna, creando un contraste armonioso que evoca una sensación única de conexión entre épocas.

La Hacienda Tamchen se compone de cuatro habitaciones que narran su propia historia.

La joya de la corona es el imponente cuarto principal, con su terraza privada, anidado en la casa principal.
Dos villas independientes, cada una de 80 metros cuadrados, se despliegan como refugios de serenidad.

En este reino de lujo y comodidad, múltiples piscinas invitan a la frescura, jardines florecen en su esplendor y una cocina profesional aguarda la creación de delicias culinarias.

La fusión de elementos rústicos y contemporáneos es la esencia misma de la Hacienda Tamchen.

Cada detalle ha sido meticulosamente diseñado para otorgar el regalo del descanso; las hamacas, una invitación a relajarse al aire libre, ondean con un gesto acogedor.

Mirá también
Departamento Boulevard. Una propuesta de modernización que refleja funcionalidad y estilo

Ventanas que se extienden del suelo al techo revelan un panorama de exuberante vegetación, forjando un puente sin costuras entre los confines del interior y el esplendor del mundo exterior.

En este refugio que parece detenido en el tiempo, las posibilidades son tan infinitas como los sueños que cobijan. Se pueden celebrar desde bodas mágicas que quedarán grabadas en la memoria hasta clases de cocina imperdibles.