Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
Search
Close this search box.
Inicio » Chernobyl. Presente y futuro de la arquitectura

Chernobyl. Presente y futuro de la arquitectura

Chernobyl

Fotografía | Flickr
En esta nota, no te pierdas el pasado, presente y futuro de Chernobyl, la ciudad ucraniana afectada por la explosión de 1986.

Chernobyl

El pasado 26 de abril fue el aniversario no. 32 del desastre nuclear que afecto Chernobyl, cuando se dio la explosión del Reactor 4 de la Central Nuclear en Ucrania.

Esto causó la muerte automática de 31 personas, además del esparcimiento de nubes radioactivas en Europa y el desmantelamiento de 19 millas de tierra a la redonda del centro de la explosión.

Analizamos, junto al paso de los años, el camino de transformación de una ciudad que aún busca nacer de las cenizas.

CHERNOBYL AYER

Chernobyl
Chernobyl
Chernobyl

La central nuclear fue construida entre los años 1970 y 1977, siendo la primera de Ucrania con cuatro reactores. Luego de la tragedia de 1986, se dieron de baja a los proyectos que buscaban generar dos más.

Además de la planta de Chernobyl, nació Pripyat, una ciudad dedicada para los trabajadores y familias de la planta con 13000 departamentos, 100 escuelas, un centro administrativo y un hospital. Su vista arquitectónica era modernista soviética intermodal.

CHERNOBYL HOY

Chernobyl
Chernobyl

Treinta años después del desastre nuclear, la lectura de Pripyat y Chernobyl es como el yin y el yang. La primera refleja un abandono humano total, sin cuidado alguno y con sus construcciones escondiéndose entre las hiervas y árboles que han crecido a lo largo del tiempo. Por otro lado, Chernobyl muestra un esfuerzo por proteger el reactor nuclear dañado. New Safe Confinement es la estructura realizada con ese fin, que costó más de 1.7 millones de dólares y se completó en 2016.

Mirá también
Redes. Fernando Guerra, el gran influencer de la fotografía arquitectónica

CHERNOBYL MAÑANA

Chernobyl

Las plantas solares son el futuro de la ciudad. Eso es el optimismo que le da vida a un sitio que intenta reinventarse luego de una catástrofe. Ya se han establecido 3800 paneles en una base de concreto, con la idea de alimentar 2000 casas, cuando se encuentre en funcionamiento.

Por otro lado, Pripyat crece gracias a la popularidad de su sector turístico. Las visitas guiadas a edificios en ruinas atraen a las personas que buscan experimentar un salto en el tiempo.