Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Casa MeMo. Un ejemplo de arquitectura sustentable

Por | BAM! arquitectura | Fotografía | Jeremias Thomas
La casa MeMo está implantada en un terreno en San Isidro, zona norte de la provincia de Buenos Aires. Surge a pedido de una clienta apasionada por el paisajismo, con fuerte convicción sobre la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente.

Este es un proyecto en un lote entre medianeras que reduce al máximo la pérdida de espacios verdes por la construcción. En BAM!, nos enfocamos en construir arquitectura y paisaje en forma simultánea.

Los metros cuadrados de la huella del edificio vuelven en un jardín en tres dimensiones, vinculando a través del mismo todas las plantas de arquitectura.

El diseño morfológico nace frente la decisión de no desaprovechar metros cuadrados de suelo vegetal por un lado. Por otro, de generar una entrada de luz mediante un patio al tratarse de un terreno entre medianeras.  Frente a esta disposición se genera un juego topográfico mediante un sistema de rampas verdes que conectan el nivel cero con el primer piso y la cubierta, creando una continua terraza jardín. 

UNA PROPUESTA SUSTENTABLE

Casa MeMo es un proyecto donde el recorrido arquitectónico juega un rol decisivo. Teniendo en cuenta al usuario habitual y ocasional, a los que se les brinda un espectáculo, no solo una imagen fija. Sino también una serie de imágenes que se solapan, y donde cada cuadro de la escena fue pensado.

Concebimos a la sustentabilidad del proyecto como un camino y no como una meta. Tomando las normas LEED como base, incorporando la durabilidad y la economía.

Conceptos que para nosotros son fundamentales en nuestras obras de arquitectura, satisfaciendo de esta forma las necesidades de las generaciones presentes, sin comprometer las posibilidades de las futuras. De forma tal que se reduce de manera significativa el impacto sobre el medioambiente y sus habitantes.

En primer lugar, abordamos el camino de la sustentabilidad mediante la elección de un lote acorde. Donde la propietaria se puede desenvolver a pie o en bicicleta para la mayoría de sus actividades. También donde fuera posible utilizar vegetación nativa en sus jardines y cubiertas. Restaurando el paisaje natural y reduciendo el efluente pluvial.

Luego iniciamos el diseño con impronta bioambiental. Cuidando en el proyecto desde la ubicación en el terreno, su orientación y la morfología del volumen construido respecto del recorrido del sol. También su incidencia en los espacios, para aprovechar su energía, la ubicación estratégica de vegetación nativa hasta la elección de los materiales aislantes de la envolvente arquitectónica.

REDUCCIÓN DEL CONSUMO DE AGUA Y EFICIENCIA ENERGÉTICA

Una vez que determinamos la volumetría del edificio, empezamos con intervenciones más puntuales. Primero con el uso eficiente del agua por medio de tecnología eficaz en aguas residuales.  Luego mediante la reducción del consumo de agua utilizando el agua de lluvia para el riego de las especies nativas. Las cuales tienen un requerimiento mínimo de hidratación.

Con respecto a la eficiencia energética, dispusimos de paneles solares para el suministro de energía eléctrica. También para la alimentación de la climatización. También se dispuso el correcto aventanamiento utilizando vidrios con DVH aumentando la aislación térmica. Ambas medidas adoptadas nos permiten reducir el consumo de energía.

FICHA TÉCNICA
Arquitectos:
BAM! arquitectura.
Ubicación: San Isidro, Buenos Aires, Argentina.
Área proyecto: 215 m².
Año proyecto: 2016.
Fotografía: Jeremias Thomas.