Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Con estilo japonés. Así es el restaurante de Bad Bunny en Miami

Con estilo japonés. El restaurante de Bad Bunny en Miami

Fotos | @gekkomiami
Bad Bunny se apodera de tu Spotify, tus películas y ahora también quiere hacerse cargo de tu cena. En Miami, el cantante abrió su restaurante con opciones para todos los paladares junto a David Grutman.

Gekko (luz de luna) es el nombre de este nuevo spot gastronómico con inspiración japonesa. Es el primer restaurante de Bad Bunny, pero no de Grutman, que tiene un amplio recorrido gourmet en Miami.

Ubicado en el vecindario de Brickell, Gekkō ofrece los mejores cortes de carne de res Wagyu, junto con innovadoras ofertas de sushi.

Bad Bunny cuenta que eligió Miami para su primer restaurante ya que pasa mucho tiempo allí. “La cultura me recuerda a mi hogar”, dijo el músico nacido en Puerto Rico. “Miami es una ciudad donde puedo relajarme. Me encanta salir a comer, ver el mar, es simplemente una gran ciudad”.

Por su parte, Grutman cuenta que busca que el público “Quede asombrado. No solo por el menú o el salón, sino por toda la experiencia tomada como una sola”.

El menú en Gekkō fusiona lo tradicional y lo moderno a la perfección. Se destaca su pan de leche japonés al igual que aperitivos como albóndigas de langosta o una ensalada de cuña con un toque especial gracias a su aderezo ranch de suero de leche yuzu.

Mirá también
Imperdible. Los cinco restaurantes preferidos de Valentín Grimaldi

Por supuesto que con el foco japonés, hay platos crudos como sushi y sashimi, incluidas las vieiras frescas de Hokkaido.

Si tiene problemas para decidir qué pedir, siga el consejo de Bad Bunny. “Debo decir que el A5 Tomahawk, el arroz crujiente Wagyu y el arroz frito con langosta son mis favoritos”.

Gekko tiene capacidad para 185 comensales, repartidos en su comedor interior y exterior. El espacio, diseñado por Rockwell Group, con sede en la ciudad de Nueva York, presenta una decoración lujosa en tonos de joyas. Esto lo hace tan acogedor como sexy. Además hay una instalación personalizada de cuerdas teñidas en oro y rojo y cortinas de terciopelo para un festín visual.