Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.
LogoDeckHeader
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Inicio » Entre panes. Las mejores y más locas hamburguesas del mundo

Entre panes. Las mejores y más locas hamburguesas del mundo

Entre panes. Las mejores y más locas hamburguesas del mundo.

Fotos | @whitecastle
Las hamburguesas son un popular y delicioso plato que se come en todo el mundo. Dos panes y carne, ya sea vacuna, de pollo o cerdo entre las más consumidas. Se cocina al horno, la plancha o la parrilla y luego aflora la creatividad para crear las miles de variantes que podemos encontrar.

Buscando la mejor hamburguesa nos topamos con opciones inimaginables. Por ello, en base a comentarios, rankings y recomendaciones, encontramos las más raras y populares. ¿Cuáles son? Acompañanos en este recorrido.

La hamburguesa Krusty

Los Simpson son tan populares que la Taberna de Moe se convirtió en un restaurante de la vida real en 2013, cuando Universal Studios Orlando abrió un parque temático de Los Simpson.

Allí se puede comer la hamburguesa Krusty que le salvó la vida a Homero cuando se perdió en el océano. Y hay más. Además podés acompañarla con el clásico “Llamarada Moe”.

La hamburguesa fantasma

El bar con temática de heavy metal de Chicago, Kuma’s Corner, lanzó una de las hamburguesas más escandalosas hasta la fecha: la Ghost Burger. Esta lleva el nombre de la banda sueca de metal Ghost B.C. y tiene una ostia no consagrada.

El plato se vendió bien, pero enfureció a los católicos. Por ello los propietarios donaron muchas de las ganancias de este plato a Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Chicago.

Mirá también
Café y estilo. Estas son las tiendas de Starbucks más famosas del mundo

La hamburguesa de Obama

El ex presidente norteamericano Barack Obama invitó al entonces presidente ruso Dmitri Medvedev a un almuerzo informal. Esta inédita parada gastronómica tuvo lugar en Arlington, en Ray´s Hell Burguer.

Según contaron Obama ordenó una hamburguesa simple, mientras que Medvedev agregó jalapeños, champiñones y cebollas.

La hamburguesa de ramen

Esta supuesta hamburguesa híbrida (dos partes de ramen, una parte de carne roja) atrajo a grandes multitudes en el mercado de alimentos al aire libre de Smorgasburg en Brooklyn durante el verano de 2013.

La creación de Keizo Shimamoto tuvo suficiente fama, llegó a Los Ángeles e incluso inspiró una imitación en Filipinas, consolidando su estatus como una obsesión mundial.

La hamburguesa de cuádruple bypass

Jon Basso, propietario de The Heart Attack Grill, llamó la atención (y la indignación) por sus ofertas glotonas desde que el restaurante abrió por primera vez en 2005. Su plato más notorio es este gigante. ¿Qué tiene? Ocho rebanadas de queso entre cuatro hamburguesas de 300 gramos y registra casi 10.000 calorías.

Un cliente habitual, una especie de vocero del restaurante, murió frente al restaurante de Las Vegas en 2013. La hamburguesa se convirtió en un ejemplo de la cultura de hamburguesas más es más, precediendo a una serie de otros platos glotones.

Mirá también
Delivery tecnológico. Domino´s innova con jetpack

La hamburguesa In-N-Out

Mientras que McDonald’s vende comida rápida, In-N-Out se centró en la comida gorumet. Su hamburguesa exclusiva, que debutó en 1948, estaba hecha con carne molida de res y verduras frescas de origen local.

Es posible que ese enfoque haya impedido la expansión de In-N-Out. Hoy tiene solo 294 ubicaciones en la actualidad, en comparación con las más de 34,000 de McDonald’s. Sin embargo, no ha disminuido el entusiasmo de los amantes de la comida: la hamburguesa In-N-Out generalmente encabeza la mejor hamburguesa. y ha inspirado el lanzamiento de otras cadenas de comida rápida de alto nivel, como Five Guys.

La hamburguesa cuadrada

La icónica hamburguesa cuadrada, que debutó en 1921 en el primer White Castle en Wichita, Kansas, fue la primera hamburguesa en generar un imperio de comida rápida.

En 1930 White Castle tenía 10 ubicaciones en EE. UU. Pero lo que es más importante, el énfasis del restaurante en la limpieza (las instalaciones eran blancas y los clientes podían ver cómo molían la carne de sus hamburguesas a través de una ventana) ayudó a disipar los temores de que toda la carne molida fuera tan antihigiénica como la que se muestra en el éxito de ventas The Jungle de Upton Sinclair, que fue lanzado en 1906. Su éxito allanó el camino para la gran obsesión estadounidense por las hamburguesas.