Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Pureza en sus líneas. Un prisma que se sumerge en el entorno

Por | Meneghetti Arqutiectos | Fotografía | Meneghetti Arquitectos
Este prisma puro y abierto se pensó como casa de fin de semana sobre un lote de 2.600m2 en un club de campo de la localidad de Open Door, Provincia de Buenos Aires, Argentina.


Las oportunidades en un terreno con una arboleda que dialoga con las cuatro estaciones en sus cuatro orientaciones son excepcionales. Es compacta pero transparente. Es continua, pero es difusa. El proyecto contempla la premisa de independizar el sector de dormir del sector de reunión, para luego unificarlos a través de una gran galería.

El prisma de la casa ocupa en su ancho el máximo posible. Cubriendo y descubriendo a medida que el programa lo requiera, el paisaje que se ubica detrás. Posicionarse en el terreno mirando desde el frente hacia el fondo o desde el fondo hacia el frente propone un momento fotográfico. Es en esos lugares en donde por un instante, el paisaje se enmarca y se mantiene quieto.

Las vistas que se ofrecen al entrar se conjugan sin intermediarios a los 3 espacios más transparentes. El estudio, el patio de agua y el living-comedor-cocina son en realidad un solo gran continuo que iguala sus condiciones repitiendo materiales en el piso, en el cielorraso y en las alturas de las puertas. Levantar la casa y receder su apoyo, volando en sus extremos y aligerando el peso del mismo sobre el terreno

En el frente del terreno y en el fondo un conjunto de árboles genera un paisajes de tonos variados según la época del año.
El planteo se basó en las siguientes premisas:
– Lugares amplios para recibir amigos
– Transparencia para sentirse parte del paisaje
– Flexibilidad y amplitud de los espacios.
– Materialización austera con un exhaustivo diseño del detalle.

Mirá también
Casa más que blanca. Una vivienda con piscina de 25m de longitud

BUSCANDO LAS MEJORES VISUALES

En el proceso se buscó que la arquitectura genere diversas sensaciones. Mediante el uso de la luz, del agua, de los reflejos y de los contrastes. El prisma que conforma la vivienda está apoyado sobre un zócalo de hormigón recedido con respecto al filo del muro exterior, generando mayor altura para ganar en perspectivas y posando la casa de manera sutil sobre el terreno.

En el eje del acceso la casa genera un vacío permitiendo la entrada de luz sobre el estar. Aquí se ubica un estanque en el que se refleja un muro de hormigón visto, único cambio en la materialidad y textura de los muros.

En el resto de la vivienda predominan los acabados lisos y blancos buscando continuidad espacial. Se vuelve totalmente transparente en el estar-comedor con carpinterías de piso a techo a frente y contra frente.

Las carpinterías orientadas hacia el contrafrente están conformadas por cuatro paños corredizos que se desplazan hasta cerrar el estanque, quedando completamente abierto el espacio sobre la terraza, hacia cuya galería se expanden los ambientes principales de la casa.

La isla-cocina tiene la posibilidad de integrarse al estar comedor y el paño vidriado del fondo a un sauce que filtra el sol de la mañana. Hacia el sector privado un paso-estudio recibe luz cenital mediante una claraboya. Este espacio se encuentra conformado por puertas pivotantes de piso a techo a través de ellas se acceso al dormitorio.

Mirá también
La Hacienda Jardín. Una casa que guarda la magia y misterio para sus visitantes

La contemplación del paisaje desde dormitorio principal se da a través de una gran carpintería, mientras que por una abertura longitudinal ubicada en un lateral entra la luz del atardecer.

FICHA TÉCNICA
Proyecto: Meneghetti Arquitectos
Ubicación: Open Door, Buenos Aires, Argentina
Área proyecto: 256 m2
Año Proyecto: 2004
Fotografías: Meneghetti Arquitectos