Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

Brasil. Una vivienda que respeta la tradición icónica paulistana de los años cincuenta

portada

Por | Atelier Branco Arquitectura
Cuando en el verano de 2014 los clientes se acercaron a Atelier Branco Arquitectura para diseñar una vivienda de descanso en la pequeña ciudad de Vinhedo.

UN ESPACIO PARA LA REFLEXIÓN

El encargo planteó que la casa debía satisfacer al menos dos tipos de necesidades. Un lugar para leer en la vegetación vibrante del sitio y la necesidad de un lugar para pensar.

El cliente, un activista del bloque de la izquierda contra la dictadura militar de Brasil en su juventud y ahora reconocido erudito de la historia del pensamiento político, había concebido la casa como un refugio temporal entre São Paulo y Campinas. 

Por lo tanto, no era ni un lugar de residencia permanente ni una casa de vacaciones como se entendía convencionalmente, sino un lugar de ensueño y contemplación, ocasionalmente de trabajo, lejos del bullicio de la agitada vida metropolitana de Brasil.

UNA VIVIENDA QUE SE FUNDE CON EL ENTORNO

Casa Biblioteca, la última de cinco obras del dúo, es un esquema atrevido en el que la perspicacia constructiva y la atención al detalle son características de todas las actividades arquitectónicas de Atelier Branco. 

Perteneciente a esta serie posterior, es sin duda la más idiosincrásica del grupo, tanto por la excentricidad de su cliente como por el contexto en el que nació.

De hecho, se encuentra en la cima de un empinado terreno orientado hacia el norte de Vinhedo, el bosque atlántico que se extiende sobre la mayor parte de la región litoral de Brasil.

Debido a la topografía del sitio, su diseño sigue una lógica seccional. De tal manera que la disposición espacial y funcional del proyecto está totalmente articulada en la relación entre dos líneas de contorno.

Mirá también
Casa Sukkha. Simpleza formal con lenguaje propio

Por orden de relevancia, la primera consiste en la línea del terreno y la segunda al techo, que se cierne levemente sobre el muro de retención más alto del terreno para crear un punto de referencia horizontal.

El techo de hormigón desempeña un papel crucial en la determinación del proyecto, tanto en la articulación de su programa, como en la caracterización de su apariencia exterior e interior.

Es una losa rectangular de 15 cm de altura sostenida por ocho pilares de extremidades largas que se distingue por la extraña delgadez de sus partes constitutivas.

DISEÑO Y FUNCIONALIDAD

Al acercarse a la casa desde la carretera principal, es la cara superior de este elemento la que se presenta al espectador que ofrece acceso a una plataforma de observación monumental de 20 por 10 metros.

En lugar de un parapeto, la cubierta está rodeada por un lecho de agua de un metro de ancho que define una isla central rectangular desde la cual contemplar la vista.

Una hendidura en el perímetro del techo permite colocar una escalera a lo largo de su acceso central, que conduce hacia abajo entre dos paredes de concreto al espacio central de la casa.

Esta es una habitación rectangular totalmente acristalada que alberga la totalidad del programa doméstico. Su altura aumenta gradualmente a medida que uno desciende de las áreas más íntimas a las más expuestas del hogar.

Mirá también
Casa de la Estrella. Volúmenes entrelazados para crear una pieza única

Los muros de retención que dan a su sección el distinguido perfil irregular son únicos en altura debido a la pendiente desigual del terreno existente.

Pero están espaciados igualmente para crear un sistema estructural tripartito ordenado, que abarca 5,50 metros de pilar a pilar, y terraza de frente a terraza.

En consecuencia, aunque son iguales en profundidad, las tres terrazas ganan alturas únicas de piso a techo al proporcionar las actividades que se llevan a cabo en ellas con los grados de privacidad y las condiciones de iluminación natural que mejor se adapten a sus necesidades.

Las áreas para dormir están ubicadas en la terraza más alta del proyecto, dentro de un espacio íntimo y poco iluminado de 2.35 metros de altura. Este nivel es el área de la casa más directamente conectado al paisaje.

Por último, la terraza más alejada de la entrada de la casa es un área de estar y comedor con vista a la vegetación, como una logia o un mirador.

Esta es la zona más luminosa y más expuesta de la casa, con una altura de 1.25 metros desde el nivel del suelo y una altura de 5.15 metros.

PULCRITUD DEL TRAZADO ARQUITECTÓNICO

Un enfoque metódico similar informa la ubicación de los servicios centrales y las instalaciones de almacenamiento requeridas por el cliente que están talladas en los muros de retención del proyecto.

Ese es el caso con los dos baños a lo largo de la primera terraza. Allí todos los elementos se realizan completamente en molde in situ. A diferencia del resto de la casa, son luminosos y no tienen ninguna conexión visual con el exterior.

Mirá también
Casa Chulavista. Una ampliación con materiales del lugar que respeta el entorno

La pulcritud del trazado arquitectónico se ve corroborado en el posicionamiento de las escaleras. Estas atraviesan el espacio a lo largo de su eje central para girar alrededor de la casa, bajo un camino cubierto de concreto pavimentado.

El aspecto más significativo al dar al proyecto su grandeza algo rudimentaria, es la selección y el tratamiento de los materiales desplegados.

La estructura desnuda se realizó completamente de concreto reforzado y se proyectó bajo la dirección de los arquitectos en un solo día laborable.

Los pisos, al igual que en la terraza superior, están revestidos con tableros de madera Garapeira largos y finos colocados perpendiculares al eje longitudinal del proyecto.

Este conjunto proyectado por Atelier Branco Arquitectura está envuelto en una única fachada acristalada. Allí, los perfiles de hierro y los motivos de diseño siguen la tradición icónica paulistana de los años cincuenta.

Además, el cuidado en el diseño de estos últimos elementos, es lo que ha hecho la fortuna del proyecto.

Con su fina carpintería y su apertura casi etérea, la Casa Biblioteca se asienta en su lugar en medio de una rica tradición de casas de vidrio y pabellones.

Una zona que desde principios del siglo XX, se han afirmado como sitios privilegiados de experimentación arquitectónica.

FICHA TÉCNICA
Arquitectos: Atelier Branco Arquitectura.
Ubicación: San Pablo, Brasil.
Arquitecto líder: Matteo Arnone, Pep Pons.
Equipo proyecto: Andreas Schneller, Martina Salvaneschi.
Área: 200 metros cuadrados.
Año proyecto: 2016.
Fotografía: Ricardo Bassetti, Gleeson Paulino, Jaqueline Lessa.