Revista Deck. Arquitectura, diseño y decoración.

De escondite narco a parque temático

Hacienda Nápoles, en el kilómetro 165 de la autopista Medellín-Bogotá, en el caluroso municipio de Puerto Triunfo, fue el nombre de aquel lugar majestuoso en el que Pablo Escobar solía esconderse de la policía. Desde hace un tiempo, el gobierno lo ha convertido en una inmensa reserva natural de 1.600 hectáreas que ofrece un espacio de diversión familiar diferente.

Así lo afirman los cientos de personas que lo visitan, especialmente los fines de semana. Aunque muchos se inclinan por el recorrido de un día, lo ideal para disfrutarlo sin apuros es dormir por lo menos una noche en alguno de sus 6 hoteles.

En el recorrido por el Parque Temático Hacienda Nápoles se observan elefantes, cebras, avestruces, nutrias, rinocerontes, tigres y suricatos, también hay una pequeña zona con reptiles.

Otro plan son las atracciones acuáticas: en Octopus el plan es tirarse a la piscina o bañarse en los chorros que salen de sus tentáculos. Cataratas Victoria impresiona por los 40 mil litros de agua que caen constantemente, formando una inmensa cascada que baña la piscina, sobre la que flotan un enorme barco y varios animales de plástico. En Acuasaurus se disfruta entre toboganes y en Río Salvaje se navega sobre una llanta.

Guardar

Guardar