Gourmet /. 

Mamma mia! Cinco bares italianos en Palermo para no perderse

Palermo es un desfile continuo de lugares de ambiente rústico donde se sirven platos del día anunciados en un cartel en la entrada. En los últimos años, el barrio tiene cada vez más ofertas de cocina italiana y en esta nota conocerás cinco de ellos.

Cucina Paradiso: con una carta extensa y varios platos del día, esta despensa gourmet despliega por las una biblioteca de la italianidad con productos tan clásicos como la salsa de peperoncino, la pasta di sémola di grano duro, café, limoncello, amaretti y mostarda di cremona. En la heladera, listo para llevar, esperan la panna cotta y las pastas frescas. Sobre el mostrador hay más: panettone y los cappellacci di zuca rellenos a mano. Ubicación: Arévalo 1538.

San Paolo: Maurizio de Rosa, un napolitano descendiente de tres generaciones de panaderos que aprendió el oficio de pizzaiolo de su tía Antonietta, abrió San Paolo en Palermo Soho. Afirma que la verdadera pizza napolitana está hecha con una masa ligera que se estira a mano, no excede los 35 cm de diámetro, tiene un borde llamado cornicione y se cocina en horno a leña. Dirección: Uriarte 1616.

Il Matterello es una casona antigua de grandes ventanales y techo alto en una esquina de Palermo Soho. Su especialidad es la cocina del noroeste de Italia, lugar donde nació y creció Carmela Stagnaro antes de emigrar a la Argentina y de abrir este negocio que hoy está a cargo de sus hijos. Un ambiente cálido que convoca a muchas familias en Gorriti 5102.

La Alacena: Julieta Oriolo, hija de madre calabresa, es la persona detrás de los hay biscotti, crostata y pan sardo que día a día cautivan a sus clientes. También se preparan pan de olivas y toscano y otros platos que Julieta guarda en un compilado de recetas de su abuela: arancini -una croqueta siciliana-, gnudi al ragù bianco, rotolo de ricota y espinacas o garganelli hechos uno por uno y servidos con pesto. ¿Dónde? En Gascón 1401.

Il Quotidiano 2 abrió hace menos de un año en Recoleta y le fue tan bien que acaba de estrenar una segunda sede en Palermo Chico. La sugerencia del chef: tagliolini con tomate y albahaca. A la hora del aperitivo, las mesitas en la vereda del boulevard se van llenando de Spritz y antipasti de aceitunas marinadas, grisín envuelto en prosciutto, bocconcinos, gnocco frito. Ubicación: Ugarteche 3208.